Creative Commons License
Esta web, su contenido, imágenes y texto está bajo licencia Creative Commons Reconocimiento 3.0 España.
Entrar a privado
<< atrás
Solano presenta una moción sobre gestión sostenible de los residuos municipales
Sábado, 26 de diciembre de 2020 | 0 comentarios | 127 visitas

Partiendo de un diagnóstico sobre las deficiencias del obsoleto modelo de gestión de residuos existente en nuestro municipio, proponemos una batería de medidas para que nuestro Ayuntamiento se adapte a la nueva legislación de residuos y economía circular, adoptando un modelo más sostenible y más económico, que aumenta la prevención de residuos, la reutilización y el reciclaje.

Entre las novedades propuestas por SOLANO, destacan un programa de prevención de residuos, una cosateca digital, la recogida separada de la materia orgánica, el fomento del compostaje doméstico y comunitario, la recogida selectiva del pan duro, la reorganización del Punto Limpio, la implantación del sistema Puerta a Puerta para la recogida de residuos, criterios de adjudicación ambientales en la contratación pública, etc.

El Viso puede y debe ser pionero.

AL ALCALDE-PRESIDENTE DEL AYUNTAMIENTO DE EL VISO DEL ALCOR

Don .................., con DNI ................, en calidad de presidente del Colectivo Ecopacifista Solano – Ecologistas en Acción, con domicilio a efectos de notificación en calle........................, de El Viso del Alcor (C.P. 41520) SOLICITA:

QUE SEA ELEVADA AL PLENO DE LA CORPORACIÓN MUNICIPAL DE EL VISO DEL ALCOR, PARA SU DEBATE Y APROBACIÓN, LA SIGUIENTE

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS:

En abril de 2018, el Colectivo Ecopacifista Solano elaboró un informe sobre la grave problemática de los residuos a nivel global y proponía un plan de actuación a nivel local que recogía un cambio profundo en el modelo de gestión de los residuos municipales. Ya entonces decíamos que se estaba incumpliendo la legislación en materia de residuos de manera clamorosa y, en especial, que estábamos muy lejos de los objetivos de reducción y reciclaje, pese a lo poco ambiciosos que eran, por lo que en la década de 2020 a 2030, podían freír a multas a nuestro Ayuntamiento.

SÍNTESIS DEL INFORME DE SOLANO

Los residuos están creciendo de manera desorbitada y descontrolada como consecuencia de la irracionalidad de un modelo de producción y de consumo compulsivo, voraz e insostenible, basado en una economía lineal (extraer, fabricar, consumir y tirar) y en el mito del crecimiento continuo, que fuerza constantemente a la Naturaleza, sin tener en cuenta sus límites físicos. El panorama es muy inquietante, porque la industria actual genera residuos y sustancias tóxicas que los sistemas naturales no pueden asimilar, degradar o reciclar, pues son ajenos a la Naturaleza.

El incremento de residuos está directamente relacionado con la contaminación del suelo, del océano y de la atmósfera. Es causante del cambio climático, de la extinción masiva de especies, de la acidificación del agua marina, en definitiva, de una crisis ambiental sin precedentes que amenaza con provocar crisis económicas continuas y un colapso de nuestra civilización.

Cuando hablemos de residuos, no pensemos solo en las basuras, porque estas solo suponen un 5% del total de los residuos sólidos, sino también en los escombros, en los excrementos sólidos y líquidos de las granjas, en las montañas de coches y aparatos eléctricos fuera de uso, en los residuos minerales, etc. Las emisiones de gases también son residuos. Solo de basuras, generamos 600 kg. por persona al año. En 2010 duplicamos la basura doméstica de 1990. La basura producida anualmente en España equivale a una montaña tan alta como el Mulhacén (3.479 metros).

Tenemos poco tiempo para reaccionar, tal y como nos advierte la comunidad científica, y debemos actuar ya para salir de la suciedad de consumo - de la cultura del despilfarro- y evitar lo peor, impulsando una producción limpia que reduzca los residuos a su mínima expresión. Urge un cambio profundo en nuestros valores, en las leyes, en el modo de producir y en nuestro estilo de vida (vivir mejor con menos).

El modelo dominante de gestión de los residuos es un fracaso, porque considera a los residuos como desechos en vez de como recursos y trata al medio ambiente como un vertedero infinito. Hoy se están enterrando -o quemando- materias primas que mañana se van a necesitar -porque los recursos se agotan- y el objetivo no debe ser encontrar las mejores formas de destruir los residuos sino de reducirlos o reutilizarlos, promoviendo políticas que nos acerquen al objetivo de residuo cero.

El reciclaje es necesario, pero no puede servir de coartada para tranquilizar conciencias y seguir con la incultura del despilfarro, con la obsolescencia programada y con la adicción consumista a las modas que generan tantos residuos. El reciclaje puede retrasar la extracción de nuevos recursos naturales, pero no nos impulsa necesariamente a un estilo de vida sustentable.

Tenemos que ir más allá del reciclaje. El mejor residuo es el que no se produce, pero la prevención o minimización de residuos, aunque legalmente es lo prioritario, brilla por su ausencia. Existe mucha permisividad hacia la exagerada producción de residuos. Los vertederos e incineradoras, e incluso el reciclaje, son parches que no atienden lo esencial: el crecimiento imparable de los residuos.

Las nuevas directivas europeas suponen un avance respecto a lo que hay, pero siguen pivotando en torno al reciclaje, que no deja de ser el tercer escalafón dentro de la propia jerarquía de tratamiento de los residuos de la UE. Antes, insistimos, están la reducción de los residuos, la reutilización, ponerle coto al usar y tirar y a los productos no reciclables.

No obstante, lo que es injustificable es mezclar residuos, es un contrasentido que va contra la ecología y contra la economía, una muestra del poco respeto que le han tenido las distintas administraciones al medio ambiente. La basura mezclada es contaminante, difícilmente reciclable y costosa de gestionar. Además, no es fácil hallar espacios adecuados para nuevos vertederos y los existentes están colmatados o en proceso de cierre.

Las cifras de reciclaje son vergonzosas: ni siquiera se cumple con la legalidad. Al margen de los muchos productos que se ponen en circulación no siendo reciclables, resulta que no hay contenedores ni infraestructura de recogida selectiva suficiente para los que si lo son. Según los datos del borrador del Plan de Residuos No peligrosos de la Provincia de Sevilla, en el 2016, a nivel provincial, se recogió selectivamente el 11.01% de residuos municipales domésticos, frente al 89.99% que representaron los residuos municipales domésticos mezclados. Solo el 1% se destinó a reutilización, el 6% a valorización energética, el 15% a reciclaje y el 78% a entierro en vertedero. Si a los domésticos se les suman los residuos comerciales, gestionados en gran parte por privados, apenas se alcanza el 24% de reciclaje.

El monopolio del lobby de Ecoembalajes España, S.A. (Ecoembes) es, en gran parte, responsable de estas cifras ridículas. La gestión de envases es totalmente ineficiente para el medio ambiente y cara. Quienes ponen en el mercado envases ligeros tienen la obligación de recogerlos y reciclarlos. Ecoembes es la organización creada por ellos para la recogida, tratamiento y reciclaje de los envases. Nos cobran por los envases que se ponen en el mercado con un punto verde. Cuantos más envases de usar y tirar se consumen, más ingresos obtienen. En teoría, ese dinero es para garantizar el reciclaje de los mismos, pero en la práctica no cubre el coste ambiental de sus productos, porque todo lo que queda fuera del contenedor amarillo -en el suelo o en otros contenedores- supone un gasto añadido para los ayuntamientos y no se recicla. Ecoembes paga a los ayuntamientos solo por lo recogido en los contenedores amarillos. Se le debería presionar, pedirle más contenedores y dinero por todos los envases, no solo por los del contenedor amarillo.

En definitiva, quienes han provocado que se disparen los envases de usar y tirar son quienes ganan dinero con su gestión como residuo, por lo que no tienen interés en una reducción de envases, ni en la reutilización, ni en el reciclaje; sino que lo que les interesa es mantener su modelo de negocio. Y para ello, falsean estadísticas y aparentan con la publicidad que reciclan mucho, porque cuentan como reciclado todo lo que se deposita en el contenedor amarillo, cuando de este casi un 45% acaba en incineradoras, en vertederos o almacenados en empresas de reciclaje -que “enigmáticamente” salen ardiendo-, dado que son elementos rechazados para el reciclaje por estar impregnados de otros residuos o por contener impropios, es decir, materiales que no son envases y no deben echarse en el contenedor amarillo.

El contenedor amarillo se quedó pequeño hace tiempo y toca explorar otros modelos. Hay alternativas a este sistema de reciclaje ineficiente, mientras se logra la obligatoriedad de que los envases sean retornables, por ejemplo, una mayor separación, basada en tipo de materiales, procedan o no de envases, sería mucho más efectiva y crearía más empleo. Otras son el Sistema de Depósito con Recompensa (SDR) y el Sistema de Devolución Depósito y Retorno (SDDR), capaces de prevenir casi el 100 % del problema de abandono de residuos de envases en solares y descampados, porque tienen el incentivo de recibir una recompensa por su entrega.

Por todas estas razones, hay que romper con el continuismo en la gestión de los residuos en general y de las basuras, en particular, implantando medidas que cambien sustancialmente el modelo.

PIENSA GLOBAL, ACTÚA LOCAL

En El Viso del Alcor los residuos no paran de aumentar, de crear suciedad, impacto visual, molestias en el vecindario y gastos municipales crecientes, provocados por el desorden a la hora de depositarlos. Las causas del desorden se deben buscar en la falta de civismo, la inconsciencia ambiental, la cultura de la impunidad, la escasez de infraestructuras para los distintos residuos y un modelo de recogida anticuado y contraproducente.

En nuestro pueblo, pese a los desafíos ambientales que tenemos, se carece de una estrategia de gestión sostenible de los residuos, pero nadie se ha planteado un cambio profundo. No han existido tradicionalmente políticas explícitas y audaces para promover las dos acciones prioritarias de la jerarquía de gestión sostenible de residuos: la reducción y la reutilización. No se ha potenciado un cambio de cultura, basado en el uso de los bienes de consumo frente a la posesión. Y esto es un déficit importante que debe ser subsanado con urgencia, primero, porque no se logra ni disminuir ni estabilizar la cantidad de residuos y segundo, porque nos tenemos que preparar para los retos de una economía circular y para sus imperativos legales.

En El Viso no existe un programa de prevención de residuos, tal y como establece, desde el año 2013, el artículo 15 de la Ley de Residuos; persiste una recogida de residuos absurda (mezclada); la reutilización es absolutamente marginal; los escombros siguen degradando el campo y la contribución al reciclaje está en pañales (11%). La insuficiencia de contenedores y papeleras no cubre la demanda ciudadana y su consiguiente desbordamiento es una de las principales causas de ensuciamiento de nuestras calles. Su ubicación, un dolor de cabeza permanente para el Ayuntamiento.

El tirar cosas al suelo o el depósito incorrecto de residuos en contenedores inadecuados prácticamente no se está sancionando en nuestra localidad. Pese a que la separación para el reciclaje es obligatoria, según la Ordenanza de Limpieza Pública y Gestión de Residuos Urbanos, el desorden con los residuos campa a sus anchas. Esta cultura de la impunidad, que impregna a vecinos, políticos y agentes policiales, daña el medio ambiente, aumenta los gastos municipales, dificulta la reutilización y el reciclaje y le hace un flaco favor a la imagen de nuestro pueblo.

La gestión de las basuras y los escombros del punto limpio le cuesta un dineral al Ayuntamiento, o sea, a la gente de El Viso: más de 870.000 euros se han venido gastando de media en los últimos años: un consumo de recursos económicos que no para de aumentar y que necesitamos para otras cosas. Hay que tener en cuenta que cuanto más basura mezclada se tire, más tiene que pagar el Ayuntamiento por depositarla en las intalaciones de Montemarta Cónica. Por contra, cuanto más residuos se recojan de manera separada, menos nos costará su gestión, porque lo financia Ecoembes, Ecovidrio, Eco-Raee´s, Recyclia, etc.

Por eso, no puede pasar ni un día más sin que este Ayuntamiento, cumpla con sus obligaciones legales, si no queremos que nos frían a multas y haya una merma importante de recursos en la hacienda municipal. Hay que prepararse ya para cumplir los objetivos de la normativa vigente y de la que viene:

SÍNTESIS DE OBLIGACIONES LEGALES

Objetivos de prevención.

- Los municipios tienen que elaborar un programa de prevención para reducir los residuos en el año 2025 en un 13%, respecto a los del 2010, según el anteproyecto de nueva ley de residuos (ANLR).

Objetivos de eliminación.

- El Real Decreto 646/2020, de 7 de julio, por el que se regula la eliminación de residuos mediante depósito en vertedero, pretende reducirlos progresivamente, de manera que a partir del 1 de enero de 2025 la cantidad en peso de residuos municipales vertidos no podrá superar el 40% del total de los residuos municipales generados. Además, no se podrán verter residuos municipales sin tratar previamente y, antes del 1 de enero de 2023, se publicará una relación de residuos que no se aceptarán en vertedero, por tratarse de residuos reciclables.

Objetivos de reciclaje.

- Antes del 31 de diciembre de 2021, los ayuntamientos de más de 5.000 habitantes tienen que establecer la recogida separada de los biorresiduos de origen doméstico (restos de materia orgánica). Así lo establece el artículo 24 de la actual Ley de Residuos, el Plan Estatal Marco de Gestión de Residuos (PEMAR) y el artículo 25 del ANLR.

- Además, a partir de este año se tiene que reciclar el 50% del total de los residuos municipales y ahora no llegamos ni al 24%. En el 2025 se tiene que alcanzar el 55% de reciclaje, aunque de los envases, cartón y vidrio se exige llegar al 70%. Ahora, en la provincia de Sevilla, estamos en las siguientes cifras: 52% de reciclaje de cartón-papel, 41% de envases ligeros y 38% de vidrio.

- A partir del 1 de enero de 2022, los residuos de la construcción y demolición (RCDs) deberán ser clasificados en, al menos, las siguientes fracciones: madera, metales, vidrio, plástico, yeso y fracciones de minerales (hormigón, ladrillos, azulejos, cerámica y piedra). Esta clasificación se realizará de forma preferente en el lugar de generación de los residuos.

- Antes del 1 de enero de 2025, hay que tener organizada la recogida separada de los residuos peligrosos de origen doméstico.

Objetivos fiscales.

- El artículo 11.3 del ANLR establece que “las entidades locales establecerán una tasa o prestación que permita avanzar en el establecimiento de sistemas de pago por generación”.

Alcanzar todos los objetivos mencionados supone tomar una serie de medidas e impulsar cambios de forma urgente, debido a la gran distancia existente entre la situación actual y los objetivos citados.

RECOGIDA SELECTIVA DE LA MATERIA ORGÁNICA

La gestión selectiva de los biorresiduos -restos de alimentos y de poda- está considerada por muchos expertos como la columna vertebral de un buen sistema de gestión de residuos. Varias son las razones que lo justifican. En primer lugar, la materia orgánica biodegradable o fermentable contenida en los residuos sólidos municipales constituye casi la mitad de la basura. En segundo lugar, nuestros suelos tienen una carencia muy grave de materia orgánica que causa baja productividad y desertificación. En tercer lugar, se debería cerrar el círculo, volviendo al suelo lo que es del suelo. Y en cuarto lugar, la recogida separada de los biorresiduos es uno de los mecanismos más efectivos para reducir la entrada de material en los vertederos -como marca la ley-; para disminuir la emisión de gases de efecto invernadero -en especial, del metano que se produce con la descomposición en condiciones anaerobias- y también para mejorar la calidad del resto de residuos reciclables al no mancharlos.

Es, por tanto, un imperativo ecológico -y ahora también legal- recoger la materia orgánica de forma separada, compostarla (fabricar abono orgánico -compost-) y garantizar el trasvase de forma conveniente a los suelos que la necesitan como enmienda para mejorar su fertilidad y rendimiento. En la actualidad, la mezcla con el resto de los desechos hace muy difícil, por no decir imposible, su correcto compostaje. El resultado, hoy, es un biorresiduo de difícil salida comercial -que legalmente no se reconoce como compost, de hecho se denomina materia orgánica estabilizada- y una acumulación de vertederos de gestión incorrecta y fuerte impacto ambiental.

El reciclado de los biorresiduos se puede realizar tanto en casa, mediante el compostaje doméstico, como a través de su recogida y tratamiento en plantas industriales. El compostaje doméstico se puede hacer en viviendas o parcelas que dispongan de jardín o huerto donde se puede aplicar el compost. También se puede realizar en cualquier casa en terrazas o interiores con vermicompostadores. Consiste en una transformación de los restos orgánicos llevada a cabo por gusanos rojos que los digieren y los transforman en fertilizante (vermicompost).

La práctica del compostaje doméstico se debe fomentar, porque tiene muchas ventajas: permite un tratamiento y valorización de los biorresiduos en el punto de generación, sin deslocalizar su tratamiento, evitando así que entren en los circuitos de recogida; reduce las necesidades de transporte de residuos y las cantidades de materia orgánica que entran a las plantas de tratamiento y por las que los ayuntamientos pagan un dinero; reduce el consumo de fertilizantes químicos, aumenta la conciencia ambiental, etc.

Por otro lado, también se debe potenciar el compostaje colectivo o comunitario en los centros escolares, en los huertos de ocio, en solares y en otros espacios públicos, mediante la utilización de compostadores con llave, así como el compostaje tradicional en zonas más rústicas donde existan aún estercoleros.

Toda esta variedad de compostaje sería complementaria al servicio de recogida habitual, ya sea mediante la instalación del quinto contenedor (de color marrón) en la calle o mediante la recogida de la materia orgánica Puerta a Puerta. Y se debería incentivar con medidas económicas.

RECOGIDA PUERTA A PUERTA

La precaria flota de contenedores de selectiva existente y la escasa frecuencia con la que se recogen, por parte de la Mancomunidad, no dan para aumentar considerablemente el reciclaje de residuos. A no ser que se opte por una recogida de residuos Puerta a Puerta, que rechaza los impropios, difícilmente se va a poder cumplir con la legalidad y con sus objetivos de reducción y reciclaje. La recogida a domicilio se está aplicando de manera exitosa cada vez en más municipios como los de la Sierra de Cádiz, donde han logrado reducir los residuos, aumentar notablemente el material para reciclaje y su calidad, disminuir el coste de la limpieza viaria y de contenedores, facilitarle la recogida a las personas mayores, hacer más corresponsable a la ciudadanía y establecer tasas de la basura más ajustadas a la producción de cada cual.

La recogida Puerta a Puerta es complementada con algún contenedor de emergencia y con puntos limpios rediseñados para favorecer la reutilización por delante del reciclado. A veces se emplean vehículos compartimentados que permiten la recogida de varias fracciones distintas, con el fin de reducir el coste económico.

Es hora de cambiar este modelo obsoleto y contaminante y de buscar una salida más sostenible para los residuos municipales basada en la ética ambiental. El Viso del Alcor puede y debe ser pionero.

POR TODO LO EXPUESTO, EL PLENO DEL AYUNTAMIENTO APRUEBA LOS SIGUIENTES ACUERDOS:

Primero.-
El Ayuntamiento de El Viso del Alcor elaborará en el año 2021 un programa de prevención de residuos, tal y como establece desde el año 2013 el artículo 15.1 de la Ley de Residuos, poniendo especial énfasis en campañas continuas de promoción de nuevos hábitos: fomento del compostaje doméstico y comunitario, del consumo responsable (contención del consumismo despilfarrador), de la reutilización y la reparación, de la compra a granel, de la talega del pan, del uso o alquiler de los bienes de consumo frente a la posesión, de servicios de préstamos de herramientas u otros bienes, etc.

En este sentido, el Ayuntamiento organizará una cosateca digital (espacio de anuncios en internet mediante el que el vecindario puede hacer ofertas de donaciones o intercambios de cosas usadas), en el mes de marzo de 2021 (más o menos); cursos o talleres para enseñar a hacer compost y realizará y difundirá una guía de centros visueños de reparación, alquiler y tiendas de segunda mano.

Segundo.-
El Punto Limpio se reorganizará, de manera que pueda dedicar más atención a la separación y donación de residuos que son reutilizables: muebles, aparatos electrónicos, pinturas, etc. Se publicará en los medios de comunicación fotos de los enseres reutilizables que se donan. En relación a los RAEEs, se intentará establecer algún convenio con entidades sin ánimo de lucro que se dediquen a su reparación.

Tercero.-
El Ayuntamiento de El Viso del Alcor se compromete a intensificar y acelerar las medidas pertinentes para alcanzar en el 2025 el objetivo de reducción del 13% del peso de los residuos producidos, respecto a los generados en 2010, así como a llevar cada vez menos residuos al vertedero para cumplir, también en esa fecha, con la prohibición de no verter más del 35-40% de los residuos.

Cuarto.-
El Ayuntamiento realizará experiencias piloto, para detectar errores y ajustes, antes de generalizar la recogida selectiva de materia orgánica, cuya implantación será obligatoria antes del 31 de diciembre de 2021; promoverá el compostaje voluntario, el uso del cubo aireado y de la bolsa compostable para reducir los lixiviados e impulsará la recogida separada del aceite frito y del pan duro para ponerlo a disposición de las personas que posean animales.

Quinto.-
El Ayuntamiento estudiará la implantación del sistema Puerta a Puerta para la recogida selectiva de los distintos materiales residuales o, en su defecto, instalará contenedores de selectiva suficientes para alcanzar los porcentajes legales de reciclaje.

Sexto.-
El consistorio estudiará las posibles modificaciones que tendrá que introducir en la ordenanza que regula la tasa de basuras para avanzar en el establecimiento de sistemas de pago más justos, en función de la generación de residuos.

Séptimo.-
En materia de escombros, se aprobará, en el 2021, una ordenanza para la gestión y control de los escombros, de manera que incluya el sistema de fianza adicional establecido por la ley y la clasificación y retirada selectiva de las fracciones generadas en obras de construcción y demolición, tal y como establecerá la nueva Ley de Residuos. Además, se impulsará un plan para erradicar todas las escombreras ilegales.

Octavo.-
El Ayuntamiento introducirá en la contratación pública, especialmente en los contratos de suministro (compras), criterios de adjudicación ambientales. En caso de licitaciones de obras, se puntuará la reutilización de materiales procedentes de RCDs y el uso de materiales reciclados.

Noveno.-
El Ayuntamiento instará a los organismos competentes para que hagan cambios legislativos que limiten drásticamente la obsolescencia programada, la comercialización de materiales no reciclables, el sobreempaquetado, los artículos de usar y tirar, incluyendo los envases, la incineración de residuos, etc.

Décimo.-
El Ayuntamiento pondrá las medidas pertinentes para evitar los puntos calientes de residuos (Mercadillo, puerta del Punto Limpio, Reyes, Romería, botellonas, etc.).


Temas: Moción - 2020 - Recogida Selectiva de Residuos - Contaminación - Educación - Reciclaje
QUEREMOS TU APORTACIÓN, COMENTA EL ARTÍCULO
¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.

PRÓXIMOS EVENTOS
Sin eventos programados.
OTRO MUNDO ES POSIBLE
Sábado, 24 de agosto de 2019
Nuestra cooperativa de ahorro energético y autoconsumo fotovoltaico. ….INFÓRMATE!! Conecta tu casa a la PRODUCCIÓN LIMPIA de electricidad, (...)
Domingo, 1ro de febrero de 2015
Para enfrentarse al TTIP necesitamos que todo el mundo esté informado. Para informar necesitamos a los medios. Pero los medios necesitan la (...)
Sábado, 25 de octubre de 2014
Sábado, 1ro de marzo de 2014
En este video podemos ver la FALSA restauración y explotación ilegal que SIDEMOSA ha llevado a cabo durante 11 años en la Sierra de Esparteros y por (...)
Sábado, 10 de agosto de 2013
En este video podemos ver la FALSA restauración y explotación ilegal que SIDEMOSA ha llevado a cabo durante 11 años en la Sierra de Esparteros y por (...)
PARTICIPA
Domingo, 3 de octubre de 2010
Por supuesto somos las personas, vecinos y vecinas, las principales responsables de estos delitos ecológicos; pero es evidente que no somos todas (...)
Jueves, 23 de septiembre de 2010
Subimos a nuestra web un trabajo realizado por un grupo de graduado del C.P.M. Educación de Personas Adultas de El Viso del Alcor en 1998, sobre (...)
Sábado, 21 de agosto de 2010
El mirador del Calvario es un lugar de El Viso del Alcor muy visitado, por su estratégica situación en la cornisa de los Alcores, por la inmensa (...)
Martes, 17 de febrero de 2009
"¿Construcciones ilegales? Lo que está claro es que a este paso se van a cargar uno de los entornos más bellos y ricos de nuestro pueblo: La (...)
Martes, 10 de junio de 2008
Nos envían por correo electrónico desde la redacción de El Viso Digital una foto-denuncia que solicitan sea llevada a donde haga falta para que esto (...)