Creative Commons License
Esta web, su contenido, imágenes y texto está bajo licencia Creative Commons Reconocimiento 3.0 España.
Entrar a privado
<< atrás
"vacaciones en paz", un proyecto hecho realidad en El Viso
Lunes, 22 de agosto de 2016 | 0 comentarios | 1030 visitas

Desde el Colectivo Ecopacifista Solano nos sentimos muy orgullosos de
haber contribuido a la organización del Festival benéfico para ayudar al
pueblo saharaui
, en concreto, para ayudar a la financiación del proyecto
Vacaciones en Paz
. Con este proyecto se persigue el objetivo de recaudar
fondos para pagar los billetes de avión
(unos 650 euros por niño) y hacer
posible que el mayor número de niños y niñas saharauis puedan abandonar
las duras condiciones de vida de los campos de refugiados en el desierto
de Argelia
, y pasen los meses de julio y agosto en nuestro país. Una vez aquí, en el seno de las familias de acogida, las cuales hacen una labor humanitaria
indescriptible
al acoger a estos niños y niñas como un hijo más de la familia haciendo posible que tengan durante estos dos meses una vida digna, además de proporcionarle tanto una alimentación sana y equilibrada como chequeos médicos que incluyen atención especializada, con visitas a pediatras, odontólogos, oftalmólogos, etc... que garantizan la detección de posibles enfermedades que en los campos de refugiados sería imposible descubrirlas.

Desde el Colectivo Solano, queremos compartir con todos vosotros un
pequeño resumen en video del Festival benéfico, así como el diario de Nafi,
diario elaborado por nuestro compañero Julio Sánchez, donde cuenta las
anécdotas de Nafi, uno de los tres niños saharauis acogidos por familias
visueñas
.

Y nada de este trabajo realizado en beneficio de los niños saharauis
tendría sentido
, si desde nuestra asociación no denunciamos la tremenda
injusticia que sufre el pueblo saharaui
, cuyo territorio fue invadido por
Marruecos
y, tras una cruel guerra todos sus habitantes fueron expulsados
al desierto de Argelia
. En este desierto llevan más de 30 años
sobreviviendo en campos de refugiados en condiciones inhumanas, y sin más
recursos que la escasa ayuda internacional.

Con la satisfacción que da el trabajo bien realizado, desde el Colectivo Solano os animamos a todos a continuar denunciando la realidad del pueblo saharaui y a que os suméis a la diversas iniciativas que iremos desarrollando, para que el próximo año muchos más niños y niñas puedan disfrutar de unas Vacaciones en Paz, con la esperanza de que a su regreso, no encuentren un campo de refugiados, sino un país libre donde poder vivir como seres humanos.

VÍDEO FESTIVAL BENÉFICO

DIARIO DE NAFI, UN NIÑO SAHARAUI EN EL VISO DEL ALCOR
(Redactado por nuestro compañero Julio Sánchez desde su página de Facebook, al que desde aquí agradecemos su impagable labor en favor del pueblo saharaui ·

25 de junio

El martes comienzan a llegar los niños y niñas de los campos de refugiados
saharauis. Los recibiremos con los brazos abiertos

27 de junio

Las niñas y niños saharauis que salen de los campos de refugiados a pasar
parte del verano entre familias de acogida de aquí, lo hacen desde el
aeropuerto de Tinduf, en aviones de Argelia. Cada billete de avión cuesta
650 euros y para poder pagarlos este sábado hemos organizado una gala cuya
entrada sólo cuesta 5 euros. En la misma actuarán La Familia "Colchón",
Agapi "El peluquero" y un nuevo grupo llamado "Al Compás"-
Si deseáis colaborar podéis asistir comprando las entradas, que me podéis
pedir por aquí o llamando a mi teléfono, 657 89 28 06. y os las llevaremos
a vuestra casa.
También tenemos entradas de fila cero y bonos de colaboración de 10 y 50
euros.
También podéis ayudar dando a conocer el evento, por lo que os invito a
que colguéis este post en vuestros muros si lo creéis oportuno.
Gracias de antemano y tened en cuenta que con una pequeña aportación de
muchas y muchos podemos hacerles pasar un par de meses muy agradables
fuera del desierto, que en estos meses se convierte en un verdadero
infierno
Un saludo solidario a todas y todos.

27 de junio

Acaban de informar que los camiones están recogiendo a los niños y niñas
de los campamentos de refugiados saharauis para su traslado al aeropuerto
de Tinduf- Un viaje duro y extenuante. Si no hay problemas mañana estarán
aqui.

28 de junio

A las siete y cuarto de la mañana aterrizaba el avión con un grupo de
niñas y niños saharauis, el resto llegara el martes que viene,
Nafi es el primer año que sale de allí y ha estado llorando hasta que
hemos conseguido hablar con su familia y se ha tranquilizado.
Se ha reído durante la ducha, le ha encantado.
Os seguiré contando la experiencia.

30 de junio

Día dos.
Me pregunto que sentirá un niño de diez años que está a dos mil quinientos
kilómetros de su familia, donde se habla un idioma que no entiende y
donde no entendemos el suyo.
La ducha le encanta y dice que se la lleva a El Sáhara.
Una de las mellizas de la familia, de seis años, dice que el niño nuevo
dentro de "na" es otro primo.
Laura, que es un "tabardillo", poco mayor que el no se ha despegado de su
lado estos dos días.

1 de julio

Día tres.
Nafi ha estado llorando casi toda la mañana y no dejaba de mencionar a
sus padres. Duro, pero sabemos que los primeros días serían así.
El parque infantil le gusta, Le encanta mojar sopas de pan, en el arroz o
en las papas fritas, le da igual.
Después de comer ayuda a recoger la mesa.
Nos dice que nos tenemos que ir con él a El Sáhara.
Mañana iremos de piscina y estará rodeado de un montón de sus nuevos
primos y primas. Seguro que se divertirá mucho.
Ya os contaré.
Un saludo a todas y todos.

1 de julio

Mañana sábado , 2 de julio, a las diez de la noce habrá una gala en la que
daremos la bienvenida a las niñas y niños saharauis que pasarán el verano
con nosotras y nosotros.
Actuarán la familia Colchón, Agapi "el peluquero" y el grupo Al Compas.
Será en La Casa de la Cultura. Seria una alegría que sintiesen el
respaldo de muchas y muchos.
Os animo a que asistáis y si os apetece por allí nos veremos.
Un saludo muy, muy solidario.

3 de julio

Días cuatro y cinco.
Para Nafi casi todo es nuevo, no se donde vamos a meter todo lo que se
quiere llevar para El Sáhara.
El fin de semana ha estado muy abrigado por los pequeños de la familia,
pero ha habido momentos en los que no encontrábamos como consolarlo
cuando se acuerda de sus padres y su hermana y se pone a llorar.
Los dos primeros días casi no comió pero ya lo hace muy bien,
No es nada caprichoso y las chucherías no le atraen demasiado. Imaginamos
que es que no está habituado a comerlas.
Decía que quería ducha, pero piscina no. Ayer, cuando vio los primeros
niños y niñas meterse en ella le faltó tiempo para ponerse los manguitos
y no os imagináis como disfrutó en la colchoneta dentro del agua.
Ahora mismo está viendo el fútbol con Carlos y Raul.


4 de julio

Día seis.
Aunque hay ratos en los que llora por volver y estar con su familia Nafi
se está adaptando. Ya empieza a sentirse más seguro y habla "hasta por los
codos", Todavía no le entendemos casi nada, ni el a nosotros, Si está
solo no quiere la tele, la apaga. Cuando estamos mas gente nunca presta
atención a la pantalla.
Parece un pollito detrás de mi hermana, no se despega de ella.
Por cierto, la gala que celebramos el sábado para beneficio para
"vacaciones en paz" estuvo muy bien. El objetivo se ha conseguido, ya
podemos pagar los billetes de avión.
En los próximos días haremos públicas las cuentas.
Por cierto, hoy han llegado el resto de niñas y niños que pasarán julio y
agosto con sus familias de acogida.

5 de julio

Día siete.
Anoche se cayó de la cama.
También se asombró mucho al ver la escalera que subía al piso,
seguramente era la primera vez que veía una.
Hoy no ha llorado en todo el día, aunque sigue diciendo permanentemente
que se va para El Sáhara.
Le hemos sacado la tarjeta sanitaría y el lunes lo verá el pediatra.
Nafi es bastante tranquilo, cuando volví del médico estaba ayudando a mi
hermana quitándole el polvo a los cuadros con un plumero.
Sigue sin despegarse de ella.
Hoy ha salido la noticia, con foto en el ABC, y ya tiene la hoja guardada
para llevársela a El Sáhara.

7 de julio

Nafi va asumiendo la situación, no para de hablar de El Sáhara, de irse
para allá, de todo lo que se llevará, pero lleva tres días que ya no llora
por ello.
Ayer se divertía mucho subiéndose en la escalera mecánica del centro
comercial.
Anoche, cine de verano municipal, "Atrapa la bandera" era la película
,que empezó gustándole mucho pero a los diez minutos se tendió entre las
piernas de mi hermana y mi sobrina y se durmió, pasando olímpicamente del
cine y de la película.
Esta mañana ha desayunado leche con cereales y le ha gustado,
Le encanta enrollar un trocito de tortilla en una loncha de mortadela de
pavo, las devora.
Mañana la alcaldesa y los grupos municipales les darán la bienvenida en
el salón de plenos. Si os apetece nos podemos ver por allí, será a las
once de la mañana.

8 de julio

Día diez.
A Nafi y los otros dos niños saharauis que han venido a El Viso los ha
recibido la alcaldesa y varios concejales y concejalas del ayuntamiento.
Ha habido palabras emocionantes.
Les han hecho unos regalos y han salidos muy contentos.
Al entrar en el ayuntamiento, Nafi, ha creído que era un hospital y nos
ha dado a entender que no quería que le pinchasen.
Sigue comiendo muy bien y las guindas le encantan, imagino que le llaman
la atención por el color rojo intenso que tienen. En los campos de
refugiados raras veces llegan frutas.
Está deseando que llegue mañana para ir a la piscina.
Anécdota: son muchas las empresas y particulares que han puesto su
granito de arena para poder costear los billetes de avión de estos niños.
Hoy tomando una cerveza con uno de mis sobrinos se me ha acercado mi amigo
Manolo y me ha dado diez euros, él también quería poner su granito de
arena.
En estos días tengo la sensación de que muchas veces sólo es necesario
empujar la primera ficha para que todas las demás vayan cayendo, que la
primera chispa, por pequeña que sea, puede ser el inicio de cosas
importantes. Gracias a todas y todos los que lo habéis hecho posible.

8 de julio

EL AYUNTAMIENTO RECIBE A LOS NIÑOS SAHARAUIS QUE PASAN SUS VACACIONES EN EL VISO

Lekbir, Hamadi y Nafi, son los tres niños saharauis que están pasando los
meses de verano en El Viso dentro del programa “Vacaciones en Paz” y que,
junto a sus familias de acogida, han sido hoy recibidos en el Ayuntamiento
por la Alcaldesa, Anabel Burgos, y miembros de la Corporación Municipal.

El Salón de Plenos ha acogido este acto en el que la Alcaldesa ha dado la
bienvenida a los niños y sus familiares y les ha transmitido que “desde el
Ayuntamiento queremos colaborar en todo lo que podamos para que paséis una
feliz estancia por lo que vaya nuestro ofrecimiento en lo que podáis
necesitar y esté en nuestra mano”.

Burgos ha añadido que “entre todos tenemos que recuperar el movimiento tan
importante que hubo hace años en El Viso para que la asociación vuelva a
tener fuerza y sean muchos los niños y niñas que puedan venir a pasar aquí
sus vacaciones”. Y ha felicitado a las familias y las ha animado a seguir
“en este proyecto tan ilusionante y tan necesario”.

Por su parte los familiares de acogida han agradecido a los tres grupos
municipales que hayan colaborado sufragando entre los tres y a partes
iguales el coste del viaje de uno de los niños y al Ayuntamiento su apoyo
y su colaboración.

La Alcaldesa, para finalizar el acto, ha entregado a cada niño una mochila
con material escolar y a cada familia un cheque regalo para ayudarles
“aunque sea un poco” en la compra de ropa para estos niños.

9 de julio

Día once.
Tengo la sensación de que Nafi, en poco más de una semana, se ha adaptado
definitivamente a la situación. A pesar de que ha habido algunos malos
momentos, no muchos, ha sido mucho mejor de lo que esperábamos.
Hoy a disfrutado de lo lindo, no quería venirse de la piscina y a la hora
que escribo, más de las diez y media, sigue allí, así que cuando pare un
instante caerá rendido.
No para de picar entre comidas, el queso le encanta.
Hoy a almorzado un poco de cocido y poco después pollo en salsa.
Bebe mucha agua y en las comidas toma un poco de zumo.
Esta tarde en Ausert, el campo de refugiados donde vive la familia de
Nafi, había una temperatura de 47 grados.

10 de julio

Día doce.
No os podéis imaginar cuánto a disfrutado Nafi este fin de semana, en la
piscina. Anoche estuvo "bregando" hasta las doce y hoy, a las diez,
decía que se quería quedar.
Paula, la pequeña de cuatro años, le ha traído un montón de juguetes para
que se los lleve a El Sáhara.
A la una me dijo que tenia hambre. Le di un trozo de queso con pan y a
cada bocado que daba decía "unnmm que rico". Le encanta el tomate y se
ha comido un buen plato aliñados con ajo picadito, orégano y comino. Con
cada rodaja que comía repetía lo mismo "unnmmm que rico". Por la tarde
"han caído" dos bocadillos de nocilla y los "polos flahs" que los
primeros días rechazaba ya le encantan.
Es pura energía y el resto de niñas y niños de la familia lo han aceptado
con una naturalidad asombrosa. Es uno más entre las mellizas Manuela y
Candela, Ruben, Laura, Pablo, Paula, Carlos y Luismi.
Mañana tempranito, a las 8,15, al pedriatra. Un poco más tarde estará
junto con el grupo de Carmona en el Ayuntamiento de este pueblo.

11 de julio

Día trece.
Bien temprano, a las 8,15, a la pediatra. Le ha mandado un jarabe
antiparasitarios y otro de vitaminas. El miércoles le extraerán sangre
para una analítica general, le pondrán una vacuna y el viernes dentista.
El trato de la pediatra exquisito y Nafi se reía porque no podía aguantar
las cosquillas cada vez que la doctora lo auscultaba con el fonendo o le
palpaba con los dedos en cualquier parte.
Esperemos que las vitaminas no le aumenten el apetito porque no veáis
como come el "canijo". Siempre está dispuesto a comerse un pedazo de queso
y hoy incluso se ha comido un par de lonchas de jamón. Luego una tortilla
y salchichas. Evidentemente con kep-chup. Su par de lonchas de mortadela
de pavo tampoco se las pierde y termina con unas pocas de cerezas.
En la merienda y la cena también se lo monta bien.
Ya empieza a tener más confianza y no tiene problemas en despegarse de mi
hermana. Esta mañana se quería ir con mi sobrina a su trabajo.
Este "tío" rematará disfrutando de sus "vacaciones en paz".

Día catorce
Ya lleva Nafi dos semanas entre nosotros.
Ya disfruta de casi todo.
Hoy a desayunado dos veces y ya se siente lo suficientemente seguro como
para no depender de mi hermana Mari.
Le encanta montarse en los coches y además casi no pestañea mirándolo
todo y no para de sonreír durante el trayecto.
Esta tarde ha estado con mi sobrina Mercedes y su hija Laura y una amiga
en la piscina y ha vuelto loco de contento porque mañana "otra vez
piscina",
Mañana le extraerán sangre para una analítica general y le pondrán una
vacuna, ya os contaré cuales han sido sus reacciones.
Hoy ha hablado por wassap con su madre desde los campos de refugiados.
Casi doscientos mil saharauis viven en los campos de refugiados argelinos
desde hace más de cuarenta años y en estos días están rozando unas
temperaturas cercanas a los cincuenta grados. Si aquello no es el
infierno se le tiene que parecer bastante.

El Confidencial Saharaui

13 de julio

Una ola de calor azota a los campamentos de refugiados saharauis de hasta
52,3 grados.
http://www.elconfidencialsaharaui.com/2016/07/las-altas.html

Nafi estaba tranquilo pero, justo antes que él, un niño empezó a gritar a
la hora de la extracción de sangre y se puso nervioso, hubo que sujetarlo.
La enfermera hizo su trabajo con destreza y rapidez. Con la vacuna la cosa
fue algo más leve, era contra el sarampión, varicela y algo más que no
recuerdo.
En cualquier caso, después de una buena tostada y un cola-cao todo ha
quedado olvidado.
Durante la mañana no ha dejado de comer y después de una buena tortilla,
salchichas y embutido de pavo no ha querido nada de fruta.
Nos hemos reído porque decía que tenia la barriga llena y que iba a
explotar.
Luego nos ha explicado como duermen en los campos de refugiados y,
simplemente se ha tirado en el suelo a todo lo largo.
Evidentemente durante toda la mañana ha estado diciendo que después de la
comida "siesta no", piscina. Ha vuelto hace un rato diciendo que mañana
piscina.
Alba le ha hecho un video tirándose al agua y le encanta hacerse fotos.
Hoy El Confidencial Saharaui ha informado que, al igual que aquí, en los
campos de refugiados también están sufriendo una ola de calor y han
llegado a alcanzar 52,3 grados. Terrible.

Nafi

14 de julio

Día dieciséis

Hoy ha sido un día tranquilo. Nafi ya se siente seguro, ya no tiene la
dependencia que tenia de mi hermana.
Le encanta que vayan a buscarlo y montarse en el coche. A la una ya estaba
sentado en la mesa para comer pronto e irse a la piscina. Decía que no
quería el arroz con conejo que se estaba guisando, que quería salchichas.
Luego, olía el guiso y decía que le gustaba el olor y ha terminado
comiéndose un buen plato de arroz con dos trozos de conejo y diciendo
"unnmmm que rico".
El tío se esta volviendo un "presumío", ya tiene el pelo un poco mas largo
y emplea un buen rato en peinárselo, le gusta ponérselo de punta y
siempre, siempre su buen chorrean de colonia. Que como no, dice que "pa
El Sahara".
Hoy mi sobrina Jessica ha traído un melón y una sandia de casi veinte
kilos para el fin de semana, se ha reído cargando con ella, a ver si le
gusta.

15 de julio

Día diecisiete

Nafi tiene una hermana de cinco años que es una verdadera muñequita. Es
costumbre entre los saharauis que los hermanos mayores están pendientes de
los mas pequeños y que cuiden de ellos. Por eso cuando Nafi esta con
Jorge, el benjamín de la familia, con poco mas de un año, lo achucha, le
da besos, juega con el y le vuelve a besar.
Hoy vio limones en la cocina y decía que quería comerse uno. Mi hermana
intentaba explicarle que estaban muy fuertes y que no se comían. Empieza
a demostrar carácter y se empeña en que se quería comer uno. Os podéis
imaginar los "mohines" que hizo al chuparlo. Posiblemente creía que era una
naranja.
Se fue a jugar a casa de Mercedes y Laura y cuando fuimos a buscarlo ya
estaba comiendo allí. Como en toda la semana ha repetido un montón de
veces su frase preferida "comer, siesta no, piscina". Ahora mismo esta
jugando a la Play con Carlos.

16 de julio

Día dieciocho

A las nueve de la mañana, Nafi, ya estaba preparado y diciendo que "cuando
a la piscina". A la hora de comer le gusta casi todo. Hoy a comido tomates
aliñados, ensaladilla, carne con tomate y hasta una sardina asada, que la
semana pasada no quiso probar.
Hoy, Laura, se ha presentado con una cuantas pelucas y disfraces, nos
hemos reído mucho y Nafi, estilo simpático payasete, se ha integrado. Se
ha hecho fotos con peluca, se ha colocado alguna falda y ha dado
pinceladas de buen bailarín.
Por wassap le hemos mandado una foto a su familia, éramos casi treinta. A
las ocho, cuando algunos hemos decidido venirnos para descansar un poco.
el ha dicho se quedaba en la piscina. Seguro que por muy cansado que
termine, mañana cuanto se levante dirá que "a la piscina".

17 de julio

Día diecinueve

Los días pasan rápidamente, a pesar de que la calima hace que parezcan
interminables. Nafi, como las demás niñas y niños es incansable, no para
ni un momento. Si sale del agua es para jugar a la pelota, sino; coge la
comba e intenta saltar y cuando la deja es para coger una bicicleta que
le viene muy pequeña, pero que la maneja con mucha maestría. Esquiva las
sillas, las esquinas de la mesa de hierro y demás obstáculos con maestría
circense.
Anoche, definitivamente destapo el "tarro de las esencias" y conjuntamente
con las mellizas Manuela y Candela, con Laura, Ángela, y con los más
peques Juan Manuel y Paula bailaron, y muy requeebién, e hicieron las
delicias de los que allí­ estaban.
Nafi estaba comiendo cuando hemos recibido un wassap de su madre. Le hemos
dicho que íbamos a escucharlo y el tío ha respondido con cara de
circunstancia "vale, vale, pero después", esa claro que lo de la comida es
lo primero, ja, ja, ja,.

18 de julio

Día veinte

Como en los campos de refugiados saharauis no hay electricidad casi todas
las cosas se hacen con la luz del diía. Se suelen levantar al amanecer y
acostarse pronto.
Normalmente, Nafi, se despierta muy temprano, pero después de la "tremenda
batalla" del fin de semana hoy eran mas de las diez de la mañana cuando ha
salido de su cuarto.
La mañana ha sido muy tranquila y durante el almuerzo ya se le notaba que
tenia sueño. Le hemos preguntado "si después de comer piscina" y juntando
las manos se las llevaba a la mejilla e inclinando la cabeza nos hacia
entender que hoy si que tenia ganas de dormir la siesta. La primera vez en
las casi tres semanas que lleva entre nosotras y nosotros. Al final no ha
habido siesta, pero si un buen ratillo en el sofá. Luego ha estado con
Jorge, el benjamín de un año y poco, en su piscina en la azotea.
A los campos de refugiados normalmente llega muy poca fruta, el melón y la
sandia también le están gustando mucho.
Mañana toca visita al dentista, le hemos visto, al menos, una caries,
esperemos que no lo pase demasiado mal. En este momento se esta partiendo
de risa viendo "la que se avecina".

19 de julio

Día veintiuno

Jolines, como pasa el tiempo. Nafi ya lleva aquí­ tres semanas. La mayoría
de los momentos han sido buenos o magníficos, pero también los ha habido
regulares. Nafi es estupendo, pero también pasa malos ratos. Ayer
recibíamos un mensaje de los campos de refugiados y quisimos que el
mandase un wassap a su familia. Nafi estaba un poco "aperreao" y se empeño
en que quería hablar. Como casi siempre es muy complicada la conexión con
los campos de refugiados en el desierto argelino y Nafi se fue a dormir
llorando porque quería hablar con sus padres.
Esta mañana ha estado en la odontóloga, estaba muy nervioso y decía,
señalándose el brazo con el dedo que no quería que le pinchasen, se reía
de los mismos nervios. Le han dado citas para el viernes para quitarle las
caries, la dentista le ha mandado un jarabe para que se lo demos antes y
lo tranquilice.
Ha llegado a casa casi a las dos del medio di­a, decia que traía mucha
hambre y sin decir ni pio ha abierto el frigorí­fico, ha rellenado medio
bollo de pan con jamón, lo ha embadurnado en Kep-chup y se lo ha zampado.
Poco después se ha comido unos tomates fritos y unas cuantas de cerezas.
Esta tarde un buen rato de piscina.
El padre de Nafi nos dice que llevan varios días casi sin poder salir de
las jaimas -tiendas de campaña en las que viven- debido a las altísimas
temperaturas de la ola de calor que están sufriendo, muy por encima de los
cincuenta grados.

Lekbir

20 de julio

Día veintidos

Hoy ha sido un día de lo mas normal. Nafi ha estado un poco enfadado y le
decía a mi hermana Mercedes que no le gustaba España. A la una nos hemos
ido al bar Palaustre a tomarnos un refresco y cuando le han puesto un zumo
ha dicho que quería una tostada. El camarero del bar Palaustre es Mario,
de Ruman­a y bastante moreno, cuanto lo ha visto lo ha señalado con el
dedo y le ha dicho "tu saharaui", luego ha aparecido Ramoni, también de
Ruman­a y morena, y ha tenido la misma reacción "tu saharaui".
Ha almorzado macarrones con tomate y, como a casi todo lo que come, le ha
puesto un buen "churretazo de kep-chup". Mientras se los comía a repetido
varias veces que estaban muy ricos y cuando a terminado ha dicho "Mari,
mañana macarrones".
El sábado ira con Mari y Mari Carmen, y las otras familias de acogida de
El Viso y Carmona, a la playa y su forma de decirlo es "mañana, mañana,
mañana a la playa". Tenemos en casa una sandia bien gorda para el domingo,
ya que nos reunimos mas de veinte personas en la piscina, pero Nafi dice
que se la va a llevar a la playa.

21 de julio

Día veintitrés

Mucha gente cuando ve a Nafi, con la mejor intención, le dicen que se va a
quedar aquí, que aquí se vive mejor que en El Sahara. Esto no le hace ni
pizca de gracia, es mas, llega a llorar con el corazón "encogío". Su
padre, ayer en un mensaje de voz, nos agradecía que hubiésemos acogido a
Nafi y que este le decía que se lo estaba pasando muy bien. Pero Nafi, que
en agosto cumplirá diez años, no deja de pensar en ningún momento en su
familia, en sus padres y en su hermana. Todo se lo quiere llevar a los
campos de refugiados. Incluso a los que estamos mas cerca nos dice que nos
tenemos que ir con el. Aunque a algunos les pueda parecer mentira, a pesar
de las carencias y de las malas condiciones de vida, a pesar de las
penurias, Nafi es un niño y su futuro solo lo entiende estando con los
suyos. Y así debe de ser. Solo esperamos que entienda que cuando, a
finales de agosto, vuelva a los campos de refugiados ahora tiene otra
familia en España.
Y mañana a la dentista, esperemos que le puedan hacer los empastes que
necesita.

22 de julio

Día veinticuatro

Todo un campeón. Si señor. Nafi ha superado la prueba. Su primer empaste
sin rechistar. Estaba un poco nervioso pero la sensibilidad y buen hacer
de la odontóloga han hecho que Nafi haya pasado la prueba. El viernes de
la semana que viene hay que repetir. Después ha pasado por la óptica y la
visión la tiene estupendamente. Cuando me ha explicado lo de la dentista
me decía: "Julio, Julio, mucha agua en la boca".
Hoy ha pasado por la calle un vendedor ambulante con sandias y melones,
pregonándolos a voces. Nafi decía que el hombre que gritaba estaba loco,
pero le ha hecho mucha gracia pues ha estado un buen rato imitándolo
"sandías, ricas, ricas", "melones, sandías ricas ricas".
En el almuerzo ha repetido el pollo frito. Evidentemente junto al pollo
hechaba su "churretazo" de kep-chuo para mojar sus sopas de pan. Mañana
con mi hermana Mari y mi sobrina Mari Carmen, junto con los demás niños y
niñas y sus familias de acogida de El Viso y Carmona, ira a la playa por
primera vez. A ver que nos cuenta.

23 de julio

Día veinticinco

Nafi acaba de volver de la playa. Se lo ha pasado muy bien. Han estado
juntos casi todos los niños y niñas saharauis que están en Carmona y El
Viso. La arena del desierto es muy seca y no se te queda pegada al cuerpo,
por eso a Nafi no le ha hecho mucha gracia esto. A primera hora incluso
planea meter los pies en bolsas de plástico. Ha estado casi todo el día
metido en el agua. De todas formas ha repetido en varias ocasiones que le
gusta mas la piscina que la playa. Evidentemente "mañana piscina".
La arena del desierto no tiene humedad alguna, por eso no tiene nada que
ver con la de la playa. Una forma tradicional de hacer pan en El Sahara es
que una vez preparada la masa se hace un pequeño hueco en la arena y se
mete la masa , se cubre de arena y encima se enciende el carbón o la leña
para hacer el guiso. Una vez terminado el guiso se desentierra el pan que
se ha cocido bajo el fuego, se le sacude la arena, que debido a la
absoluta falta de humedad se desprende casi de forma mágica. Aunque pueda
parecer mentira al comer el pan no tiene ni un solo grano de tierra.

24 de julio

Día veintiséis

A pesar de la "paliza" de ayer en la playa, esta mañana, a las nueve Nafi
estaba levantado para irse a la piscina. Anoche y esta mañana mi hermana
Mari le ha dado un analgésico, decía que le dolía la barriga y el pecho-
pero no creáis que es algo que le haya hecho daño o este acatarrado, es
que ayer se dio incontables "barrigazos y pechugazos" tirándose sobre una
plancha de corcho para deslizarse en la orilla de la playa.
Esta mañana se ha acercado numerosas veces al perol donde estábamos
preparando el almuerzo y desde que echamos la primera cebolla para el
sofrito respiraba profundamente y decía "uunnmm que rico", pero un montón
de veces.
Definitivamente ha abandonado los manguitos para meterse en la piscina y
le encanta tirarse haciendo la bomba. Con la bicicleta pequeñita, que no
se como puede dar pedales, hace verdaderos malabares. Como la maneja el
tío y como regatea los obstáculos. Se ha comido su buen plato de
macarrones, con mucho pan y de postre a preferido el melón a la sandia. A
esta hora todavía esta en la piscina.

25 de julio

Día veintisiete

El fin de semana ha sido tremendo, no se como este tío no se cansa. Esta
mañana antes de las nueve ya estaba levantado, aunque "bajo de baterías".
Ha estado toda la mañana "amorcillado".
Hemos estado un rato organizando la semana. Esta muy ilusionado con la
visita que mañana vamos a realizar al peluquero. Lleva días diciendo que
se quiere pelar como Álvaro y José Manuel, muy cortito por detrás y por
los lados y mas largo por arriba. El miércoles iremos a un cuentacuentos en
la biblioteca municipal y el viernes tiene que volver a la odontóloga.
Sobre una hoja del almanaque le hemos explicado cuanto le alta para volver
a El Sahara. Anoche en la piscina, las y los mas peques empezaron a
disfrazarse, cantar y bailar, los mayores reían y Nafi hacia lo mismo, pero
de vez en cuando, poniéndose un dedo en la sien, decía que estaban locos.
Prácticamente estamos en el ecuador de la estancia de Nafi entre nosotros.
El tiempo está volando.

26 de julio

Día veintiocho

A las doce de la mañana Nafi tenia que estar en la peluquería de "El
Peria", pero desde las nueve de la mañana estaba preguntando "que cuando".
Camino de la peluquería comenzó a señalarme a un chaval que estaba a unos
veinticinco metros, que yo no reconocía. Comenzó a llamarlo y cuando el
muchacho se dio cuenta se acerco hasta nosotros. Cuando estuvo delante
Nafi nos hizo entender que quería que lo pelasen igual que estaba el
chico. Este se alejo saludándolo y riéndose.
Esta simpatiquísimo con su nuevo look, y no deja de pasarse la mano por la
cabeza. Cuanto llegamos a casa decía que le picaba mucho y se ducho para
quitarse los pelillos que traía por el cuello y la espalda. Nafi dice que
se pelara igual antes de irse para los campos de refugiados.
De vez en cuando levanta la hoja de julio del almanaque, señala la última
semana de agosto y dice que en esos días volverá con su familia. También
dice que el año que viene vuelve a venir.
El día ha sido tranquilo así que os cuento algo de su cultura. Los
saharauis, como todos los pueblos, celebran el nacimiento de las niñas y
niños, la llaman la fiesta del Akika y la celebran al séptimo día del
nacimiento del bebe.

27 de julio

Día veintinueve

La madre de Nafi nos ha dicho en mas de una ocasión que es muy presumido y
hoy lo ha hecho a gran nivel. Salimos de casa a las diez y media de la
mañana. Llevaba un pantalón vaquero corto, una camisa de mangas cortas a
cuadros -bien guapa- y sus zapatillas amarillas. En la óptica, Toñi, le
saca unas gafas de sol con montura blanca. No le hicieron mucha gracia.
Cuando se mira al espejo con unas de pasta negra se sonríe y dijo "esta,
esta". Toñi se las ha regalado. No os podéis imaginar como iba por la
calle, bien "tieso", de vez en cuando se reía solo y constantemente se
levantaba las gafas para ver la diferencia de como se veía con gafas y sin
ella.
Cuando le han colocado en su mendita muñeca un reloj como una galleta
María ya ha sido el colmo. Luego nos hemos ido a la biblioteca al
cuentacuentos. Como no entendía todo lo que contaban, a los veinte
minutos, me ha dicho que se quería ir. Cuando hemos llegado a casa se ha
ido directo al frigorífico. Como come el muy canijo. Ha puesto un par de
kilos desde que llego.
Se va a cada momento al almanaque que cuelga en la pared, con un dedo va
señalando cada uno de los días de agosto y repitiendo "piscina, piscina,
piscina, piscina, piscina, piscina,...." y cuando llega al día treintaiuno
hace el gesto de un avión despegando y dice "a El Sáhara".

28 de julio

Día treinta.

A Nafi le duele el oído. Imaginamos que es fruto de "piscina, piscina,
piscina, piscina...". Esta tomando un jarabe. Esperemos que sea poca cosa
y que este fin de semana vuelva a disfrutar de el agua. Mañana vuelve a la
odontóloga a arreglarse otra caries, esperemos que le vaya igual de bien
que la semana pasada.
Hoy, yo tenia que ir a Sevilla a curarme mi ulcera, cuando volví­ era casi
la una y cuanto entre en casa me dijo: "Julio, el sumo". Le ha gustado eso
de llegarnos al bar, pide su zumo de melocotón y se come varias rodajas de
tomate aliñadas. A Mario -el camarero rumano y bastante moreno- lo ve, se
ríe y le dice "tu saharaui".
En la tienda, de mi hermana Mercedes, ha visto hoy unas pulseras de
colores muy llamativos y le ha dicho que quería una. Cuando mi hermana ha
ido a ponérsela le ha dicho que no, que era para llevársela a su hermana
pequeña.
Hace treinta días, cuando llego Nafi, traía una mochila con algunas cosas,
entre ellas dos almahifa, que es el traje típico de las mujeres saharauis.
La mochila la tiene siempre a mano y como si fuera un cofre para guardar
tesoros, ya tiene algunas cosas metidas para llevarse. La hoja del diario
ABC con la foto que aparecía del grupo de Carmona y de El Viso del día que
llegaron, un par de globos grandes, dos billetes de cinco euros, una gorra
roja, la pulsera de su hermana... Falta un mes para su vuelta a los campos
de refugiados pero, Nafi, ya esta preparando su tesoro para su familia
saharaui.

29 de Julio

Día treintiuno.

Anoche le dolía el oído y le explico a mi hermana Mari que en los campos de refugiados, cuando le pasa esto, su madre le pone un algodón con unas gotas de aceite en el oído. Así lo hizo mi hermana con aceite de oliva, Nafi olió el algodón y dijo que no, se levantó y le indico que era el aceite "clarito", de girasol. Esta mañana la pediatra le ha dicho que eso sólo tiene el "efecto placebo". Hoy lo ha pasado mal con la odontóloga. El empaste era en el mismo lado donde la duele el oído y ha habido un momento en el que ha saltado del sillón y casi cae al suelo. Mi hermana lo ha tenido que sacar de la consulta para tranquilizarlo. Al final la odontóloga ha conseguido "terminar su faena".
Ya sólo le queda una caries en un diente de leche. Esta no se la arreglan en el centro de salud. Ha llegado a casa casi a la una y media y se ha ido directamente al frigorífico, se ha cortado un buen trozo de fiambre de pollo. Le he preguntado si quería un zumo en el bar Palaustre y se ha sorprendido diciendo que claro que si, que se le había olvidado. Hoy Nafi le ha explicado a Mario -el camarero de Rumanía- porque piensa que es saharaui. Porque es muy moreno y luego ha sido gracioso como decía que yo tenia mucha barba, muy cerrada y como Mario la tiene mucho más clara, justamente como la mayoría de los saharauis. A ver cómo lo hacemos para que disfrute de la piscina sin que empeore lo de su oído.

Hamadi

30 de Julio

Día treintidos.

Nafi es muy agradecido con las comidas, todo le gusta. A pesar de que come muy rápido, las disfruta. Repite muchas veces con deleite "uunnmm que rico". Si entra en la cocina inspira profundo "uunnmm que rico". Pero hay una cosa que le gusta muchísimo, los tomates aliñados le encantan. Esta mañana, una de las veces que entró en la cocina, olió y lo soltó "uunnmmm que rico". Luego me pregunto si hoy no había tomates aliñados. Como casi todos los demás niños y niñas comió arroz a la cubana. luego se comió una sardina asada, y cuando los demás nos pusimos a comer conejo en salsa. Nafi, se zampó dos buenas piezas. Hizo bien la merienda y a las siete y media se estaba metiendo entre pecho y espalda un bocata de paté, con su respectivo chorreón de ket-chup y un zumo. Por supuesto, sigue en la piscina.
Mi hermana le dijo si se quería venir para El Viso y Nafi dijo que no, que él comía esta noche allí. Mañana arrancaremos la hoja de julio del almanaque, ya no tendrá que levantarla más para decirnos cuándo vuelve a los campos de refugiados.

31 de julio

Día treintitrés

Otro fin de semana de mucho disfrutar, de Nafi, y de todas y todos los que estamos con él. Del oído no se ha quejado, mi hermana Mari le sigue poniendo las gotas pero Nafi no ha pasado de tirarse en bomba a la piscina durante todo el fin de semana. En los campos de refugiados la vida es tediosa y son muchos los momentos en los que la forma de divertirse es sentarse en torno al "rito del té", charlar, cantar y bailar. Anoche Nafi volvió a dejar muestras de su buen hacer en el maile y hay quien le pide que le enseñe a mover las caderas como él hace.
Esta tarde, Álvaro, ha cogido a sus mellizas Manuela y Candela, Laura, Ángela, Juan Manuel y Nafi y los ha llevado a su olivar. No os podéis imaginar la cara de Nafi cuando ha tocado con sus manos a los caballos, o cuando se ha hecho unas fotos montado en un tractor enormemente grande. La bicicleta pequeñita, que maneja con una tremenda maestría, es su juguete fetiche. La bici tiene un montó de años y mi hermana y mis sobrinas dicen que hasta ahora nadie había pasado tanto tiempo montado en ella como Nafi.

1 de agosto

Día treinticuatro.

Como los demás lunes, al "guerrero bereber Nafi" se le notaba el cansancio acumulado durante el fin de semana. En cualquier caso, antes de las once de la mañana ya estaba diciendo que cuándo íbamos al bar Palaustre a tomarnos el zumo y las rodajas de tomate aliñadas. Hace diez días, con mi hermana Mari y mi sobrina Mari Carmen, vi0 unos cochecitos en el centro comercial Nervión-Plaza y desde aquel día está preguntando que cuándo vamos a ir a Sevilla, que quiere montarse en los coches.
Hoy hemos arrancado la hoja del mes de julio del almanaque y la sonrisa le ha llegado de oreja a oreja señalando el día 31 y diciendo "trrrreintiuno a El Sáhara". Hoy nos han visitado Marlem y su yerno, venezolanos, ella lleva más de veinticinco años en España, él sólo un mes. El yerno de Marlem también es moreno y tiene barba, por lo que Nafi le ha preguntado inmediatamente si era saharaui. A la hora de comer, a Nafi, le gusta todo, pero a lo largo de la mañana, en más de una ocasión diaria, abre el frigorífico y se corta un trozo de un embutido de pollo que le encanta.

2 de agosto

Día treinticinco

De forma excepcional; Nafi, ha despertado a las diez de la mañana. Suele hacerlo bastante antes. Hoy hemos desayunado en el Bar Bujío con la alcaldesa de El Viso, Anabel Burgos y con Espe Jiménez, concejala también. Hemos visitado al que fue presidente de la Asociación de Amistad con El Sáhara en El Viso, Alfonso Cuevas. Está convaleciente después de una operación de rodilla. Nafi se muestra muy simpático y sociable, pero no le hace mucha gracia que le digan que aquí se vive mejor que en El Sáhara.
Ayer nos empezaron a llegar noticias de que seguramente el día 28 será el día de regreso a los campos de refugiados. Nafi nos decía hoy que antes de volver con sus padres se tiene que volver a pelar y le contaba a Anabel y Esperanza que se pelaría de la misma manera. Muy, muy cortito por los lados y por detrás y largo por arriba. El día 24 es el cumpleaños de Nafi, cumplirá diez. Habrá que celebrarlo y, a la vez, nos servirá casi como una fiesta de despedida.
Mañana mi hermana Mari lo llevará a la pediatra para ver los resultados de la analítica general que le hicieron, Nafi llegó muy delgadillo, pero el "tío" está fuerte, no hay más que ver el despliegue de energía que realiza.

3 de agosto

Día treintiseis

Nafi no tiene que volver a la pediatra, su analítica es estupenda. Hay que reírse con algunas de las cosas que hace. Últimamente pone su brazo cerca del de los mayores, lo dobla apretando e intentando hacer bola y presume de lo fuerte que esta. Esta mañana, a la hora de su zumo y tomates aliñados en el Bar Palaustre, a retado a un pulso a un amigo que le preguntaba sobre El Sáhara. "Julio, mañana cuatrrrrro, trrrrreintiuno a El Sáhara. Pero el año que viene vengo a comer". Con esta frase se dejó caer esta mañana mientras me acompañaba a un "mandaíto".
Como otras veces, nuestra vecina Chari le ha regalado un chupa-chup, aunque normalmente, Nafi, no come chucherías. Después ha entrado en la habitación y ha salido con su mochila, el cofre de sus tesoros, ha empezado a sacar cosas y nos ha enseñado los chupa-chup, piruletas, caramelos y otras cosas que ya tiene guardadas para Manuha, su hermana de cinco años. Cuando vuelva a los campos de refugiados Nafi solo padrá llevar una bolsa con veinte kilos, es lo que les permiten las líneas aéreas argelinas. Hemos preguntado a sus padres que si necesitaban algo que allí les fuese dificil de encontrar. Sólo nos han pedido unos zapatos del 42 para el padre, del 38 para la madre y algún pijama para Manuha.

4 de agosto

Día treintisiete

Todo lo quiere para llevárselo a El Sáhara. He tenido que cambiar de móvil, después de seis años la batería ha dicho basta, Cuanto Nafi ha visto el móvil nuevo ha cogido el viejo, que ni siquiera enciende, y me ha dicho "Julio, tu arregla y para El Sáhara". Hoy le ha pedido a mi hermana Mercedes otro globo grande y cuando salía por la puerta, riéndose le decía "ya cuatrrrro". Le hemos preguntado para qué quería tantos globos y ha respondido "para Manuha -su hermana- y mis primos". Lo ha guardado con el resto de su tesoro.
Como todos los días hemos ido a tomar el zumo de media mañana. Nafi va siempre andando muy ligero y llega primero. Cuando he entrado en el bar estaba sentado en un taburete en la barra y ya le había pedido al camarero "un sumo, una servesa, tomate y situna". Esta tarde María Guerra le ha regalado un reloj, Nafi estaba de piscina, pero imagino la cara que pondrá cuando lo vea en su estuche. Cuánto daría por ver la cara de Manuha y sus primos cuando Nafi llegue a los campos de refugiados, abra su mochila-cofre y empiece a sacar y regalarles sus joyas. Cuánta ilusión acumulada, cuánto valen esos globos, piruletas o chupa-chups.

5 de agosto

Día treintiocho

Le ha encantado el reloj que ayer le regaló María. Lo ha guardado con el resto de su tesoro. Nafi es un encanto, pero no deja de ser un niño. Todo lo que ve lo quiere, cree que todo es posible y es difícil hacerle entender que algo tan normal, aquí, como el uso de un móvil, los video-juegos o que un pequeño altavoz sin cables emita con fuerza la música que se busca por el móvil no los podrá utilizar en los campos de refugiados porque no hay cobertura, no hay electricidad para poder cargar baterías, o es difícil el acceso a las pilas que pueden hacer funcionar algunos aparatos. Se ha pillado un buen rebenchín, pero no tardó mucho en pasarlo. Llegó la hora del almuerzo y todo olvidado.
Tomar el té es todo un rito entre las y los saharauis. Es una excusa peculiar para pasar las largas horas en los campos de refugiados, es una excusa para relacionarse, conversar y de alguna forma mantener el estómago lleno e ir engañando al hambre. Los refugiados saharauis viven de la solidaridad de otros pueblos y su alimentación es bastante mejorable. Durante el rito toman té tres veces y quiero recordar que ellos lo cuentan -más o menos- así: "el primero es amargo como la vida, el segundo fuerte como el amor y el tercero dulce como la muerte" Hace muchos años que lo escuche, seguro que hay alguien que me puede corregir si no es así.

6 de agosto

Día treintinueve

Nafi enseña el biceps del brazo izquierdo, se lo señala con el dedo índice de la mano derecha y suelta "este de los tomates". Hace justamente lo mismo con el brazo derecho, indica con el índice de la izquierda y dice "este del sumo y la situna". Como os podeis imaginar nos tenemos que reir con él. Las mellizas le han traído un monopatín, demasiado pequeño para él. Evidentemente ya ha dicho que "pa El Sáhara". Aunque la postura para pasearse es muy incómoda a cada momento nos sortea con él. Laura ejerce de líder y jefa de grupo. Hoy con todo el peso de la calor los ha dirigido en una dura clase de ejercicios aeróbicos. Todas y todos han rematado en la piscina bien sofocados.
Todavía están en la piscina y la noche se presenta larga. Seguro que hoy volverán a disfrazarse y Nafi será la envidia de algunos cuando empiece a bailar y demostrar que tiene unas magníficas facultades para ello. Por cierto, hoy se ha comido tres sardinas asadas y ya no necesita que nadie se las limpie, se basta sólo.

7 de agosto

Día cuarenta

La noche de ayer fue larga. No se quiso venir de la piscina hasta que no salió el último coche. Se disfrazó y bailó junto con los demás niños y niñas, por momentos se rio a carcajadas e hizo divertirse a los que allí estaban y no volvió a la casa hasta las tres de la madrugada. Hoy, a las once y media de la mañana ya íbamos para la piscina. A Nafi se le notaba cansado pero no tardó nada en activarse. Hubo que avisar a mi hermana Mercedes para que se llevara un bote de aceitunas y mientras se comía las sardinas se ha comido un buen montón.. Sigue por allí y seguro que no se querrá venir hasta que no salga el último de la parcela.
Mañana Nafi y yo vamos a ir a la "escuela de verano" del ayuntamiento y le explicaremos a un grupo de niñas y niños como es la vida de los más paques en los campos de refugiados. Ya estamos preparando algunas de las cosas que Nafi se llevará para su familia.

8 de agosto

Día cuarentiuno

Nafi se corta mucho cuando está entre mucha gente que no conoce y le da mucho apuro sentirse observado y que se hable de él. Esta mañana, cuando hemos llegado al colegio León Ríos, a la escuela de verano municipal, ha creído que el edificio era un hospital y me ha dicho: "julio, pinchar no". Bien pronto se ha dado un par de carreras con unos niños que estaban jugando al fútbol, enseguida volvió diciendo que hacia mucha calor. Le hemos explicado a dos grupos de niñas y niños cómo es la vida en los campos de refugiados. Han mostrado un gran interés y han preguntado mucho, desde qué comían allí, a qué jugaban, si tenían play, incluso si cuando se les caía algún diente recibían la visita del ratoncito Pérez, o si los Reyes Magos también les llevaban regalos a los niños y niñas saharauis.
Nafi no se siente cómodo con estas cosas, pero María Guerra lo ha sacado de allí y se lo ha ganado. El viernes volveremos a ver si quiere participar en la fiesta del agua. Hoy Joaquín ha subido a tomar el zumo y los tomates con Nafi, pero no ha podido ser, aunque Nafi no los ha perdonado, sólo que hoy ha sido a las dos de la tarde, hora y media después de lo habitual. Esperemos que pueda ser en breve.

9 de agosto

Día cuarentidos

Hoy ha sido un día muy tranquilo. Esta mañana mientras yo hacia un buen rato de bicicleta estática ha entrado y salido un montón de veces. Ha trasteado por todos los rincones y ha estado levantando la pesa de cuatro kilos un ratito, hasta que ha dicho que hacia mucha calor y se ha ido a ver los dibujos animados de la tele. Hoy por fin hemos tomado el refresco con Joaquín. Como nuestro garito cierra los martes hemos ido al bar Malojo. Ya había comido varias cosas en casa y no le han gustado los tomates que le han puesto. Creo que era imposible que le entraran. Joaquín ha desplegado su experiencia de abuelo y le ha hecho pasar un ben rato. Esta tarde han ido a buscarlo por si se quería ir a la piscina. Como podéis imaginar no se lo ha pensado.

10 de agosto

Día cuarentitrés

Un poquito cabezota también es. Desde el día que vio el altavoz inalámbrico de Laura se empecinó en que quería uno. Hace unos días, incluso, sacó de su cofre diez euros y dijo que él lo compraba. Su insistencia ha tenido recompensa, hoy se lo han regalado. Pero aquí no queda la cosa, esta misma tarde Jessi ha tenido que grabarle en una memoria externa varias canciones que mi hermana Mari tiene en el móvil, en hasanié -dialecto saharaui. Terminaremos aprendiéndonoslas, que pesaíto. Pero la sonrisa le llega de oreja a oreja.
También sonríe cada vez que escucha un avión y dice que es como el suyo, con el que volverá a los campos de refugiados. También dice que tiene que llevar chicles para el avión, para que no le duelan los oídos. Anoche vio el fútbol con mis sobrinos Carlos y Raúl y con gracia me decía esta mañana "Julio, gooool de Sevilla, Carlos y Raúl otra servesa".

11 de agosto

Día cuarenticuatro

Ayer por la tarde se dieron una buena caminata. Mi hermana Mari, Jessi, Jorgito y Nafi estuvieron de "mandaos". A la vuelta, llegando a casa venia resoplando de la calor y del cansancio. Hoy, al terminar el almuerzo, preguntó con cierta preocupación si esta tarde también había que salir de "mandaítos". Respiró tranquilamente cuando se le dijo que no.
Anoche quiso cenar como Carlos. Un buen bocata de filetes empanaos, con rodajas de tomate y kep-chup, Antes de empezar pidió otro, pero cuando terminó el primero se paso la mano por la barriga y dijo "más no". Esta mañana salió con mi sobrina Mercedes en el coche y le contaba que El Sáhara era mejor que España, que aquí las casas estaban muy juntas, mientras que en El Sáhara "una aquí, otra allí, más lejos". Se cruzaron con un par de camiones y dijo que olían muy mal. No tiene paciencia ninguna y no puede esperar que se cargue la batería del altavoz inalámbrico, así que pasa más tiempo en carga que escuchando música. En el almuerzo se ha comido un buen plato de potaje de garbanzos, pero el chorizo no le ha gustado. Mañana volveremos a ir a la escuela de verano municipal. A ver qué cuenta.

12 agosto

Día cuarenticinco.

Nafi se lo ha pasado estupendamente en el aula de verano municipal. Le hemos explicado a los más peques, cuatro años, como es la vida en los campos de refugiados. Me ha asombrado que durante media hora no han dejado de prestar atención. Ha resultado muy simpático. Ha Nafi le ha gustado mucho el pompero que le han regalado y los dos tacos de plastilina, que junto con algunos globos más forman ya parte de su tesoro.
Bien pronto se ha integrado, ha corrido y se lo ha pasado bomba en la fiesta del agua. También ha tenido, con el grupo de María Guerra, un rato para las manualidades .Con la pintura y el pincel ha sido un poco bruto, más que pintar ha bañado en pintura el marco de cartón decorado que ha estado haciendo. Lo ha tenido que pasar muy bien, pues a la una del mediodía no tenia ninguna prisa porque nos fuéramos.
Además, salió diciendo que si la semana que viene íbamos a venir otra vez. Nafi y yo queremos agradecer la acogida a las monitoras del aula de verano y felicitarlas por el trabajo que hacen. El fin de semana va a ser largo, pero Nafi dice "mañana piscina, mañana mañana piscina y mañana mañana mañana piscina".

13 de agosto

Día cuarentiseis.

Esta mañana no hacía demasiada calor, así que los peques se metieron en la casa a jugar. Al poco rato salió Nafi y venia todo pintado. No sabemos muy bien cual fue la intención pero seguro que sus antepasados nómadas bereberes hacían poco más o menos lo mismo para defenderse de los ataques de otras tribus.
Cuando llegaron las sardinas asadas, Nafi, ya llevaba cinco minutos con su plato por delante y fue el primero en coger una. Estábamos comentando los bocatas que se come y que le gustan con rodajas de tomate y chet-chup. Se me ocurrió decir que a los de jamón también, pero rápidamente me corrigió diciendo "no julio, el jamón sólo". Evidentemente a esta hora todavía está en la piscina y si todo sucede con normalidad no se querrá venir hasta que salga el último coche de allí. Ya lo advertía esta mañana una de las mellizas "esta noche va a ser larga".

14 de agosto

Día cuarentisiete.

Tal y como pronosticaba en el día de ayer Manuela, una de las mellizas, el día fue largo. Terminó con más pintura en la cara, con disfraces, con bailes, cantes y muchas risas. El resultado fue obvio, acumulación de cansancio y sueño profundo durante toda la noche. Incluso esta mañana quedaban secuelas. El trayecto a la piscina dura unos cinco minutos, en coche, cuando llegamos esta mañana, Nafi, se había quedado dormido en el asiento de atrás.
Estuvo un rato sentado y haciéndose el remolón. A la una del mediodía ya se había activado otra vez. De la bicicleta pequeñita al monopatín y luego un bañito. Otra vez malabarismos en la bici, una carrera, otro baño y cuando empezó a oler porque las sardinas estaban en la plancha buscó un plato y se sentó en la mesa a esperar que llegaran las primeras. Toda la tarde de baño y comiendo y ahora mismo haciendo tiempo para ver el fútbol. De vez en cuando se me ha acercado para preguntarme "Julio, Julio, mañana otra vez piscina?".

15 de agosto

Día cuarentiocho

Nafi ha tenido su primer accidente monopatinéstico. Atardeciendo ayer, se organizó una expedición para intentar quemar algunas de las calorías acumuladas durante el día. Nafi se apuntó, pero él haría el recorrido en monopatín. Es muy virtuoso en su manejo, pero precisamente esa confianza, el camino en no muy buen estado y la adrenalina de la velocidad adquirida en la pendiente hizo que perdiera el control, "descarrilara" y como resultado tiene dos buenos "desconchones" en las rodillas.
Esta mañana, entre el cansancio y los dolores de la caída dijo que no se iría a la piscina hasta un poco más tarde. Cuándo llegó preguntó por Álvaro, que es el responsable del corte de la paletilla de jamón. Definitivamente Nafi ha concluido que si hay jamón es de lo primero que se come. Después lo que venga. Nafi se sienta junto al cortador y mete la mano en el plato hasta que queda bien contento.
Se ha bañado y paseado en la bici pequeñita, así que concluyo, que como los mejores deportistas, se ha recuperado rápidamente de sus "lesiones de rodillas" este tío es un crack. Nafi cumplirá diez años el próximo día veinticuatro, así que el fin de semana que viene haremos una tartita para que apague sus velas.
Está muy contento, sabe que en un par de semanas está otra vez en los campos de refugiados con su familia. Dos meses sin verlos, pero sin dejar de pensar en ellos también.

16 de agosto

Día cuarentinueve

Aunque el diario de Nafi estoy intentando que sea alegre y divertido, y así está siendo la realidad de Nafi en El Viso, hay otra mucho más dura que es la realidad que Nafi y los saharauis están viviendo desde hace más de cuarenta años en lo que fue la colonia española y en los campos de refugiados.
Uno de los grandes problemas que tiene El Pueblo Saharaui es el olvido de las instituciones internacionales y la sombra en la que viven ante los medios de comunicación de masas. Digo esto porque este pueblo hermano sigue sufriendo la represión de Marruecos y permanentes desastres naturales que son invisibilizados por la prensa. Hace unos días, Marruecos hizo una incursión en una población controlada por El Frente Polisario y asesinaron a varios saharauis.
Este fin de semana ha vuelto a llover de forma torrencial sobre los campos de refugiados y en dos de ellos se han producido gravísimos daños materiales, concretamente en los de Dajla y El Aiún. Hasta el 90% de las construcciones de adobe se han visto fuertemente dañadas y muchas de ellas se han venido abajo. Esto no ha sido noticia para nuestros medios de comunicación. Esta es la verdadera realidad de El Pueblo Saharaui. Por eso es tan importante el trabajo que realizan las asociaciones de amistad con El Sáhara.
Si algún día estas asociaciones y las familias de acogida de niñas y niños saharauis diesen la espalda a éste, el Pueblo Saharaui desaparecerá.
SAHARA LIBRE.

17 de agosto

Día cincuenta

Nafi veía, esta mañana las fotos de como han quedado los campos de
refugiados después de las fuertes lluvias de este fin de semana y se
sorprendía. Nafi es de Auserd. Yo le decía que los mayores daños se habían producido en Dajla y El Aiún, eso parece que lo aliviaba un poco.
Ayer fue al mercadillo con mi hermano Paco y volvió con otro balón y unos zapatos. Hoy Granada Santos le ha regalado unos zapatos a su madre y su padre y aunque Nafi ha estado más tímido de lo normal sabemos que le han gustado mucho y ya forman parte de su tesoro. Poco a poco va acumulando cosas para su familia y ya el pequeño cofre -su mochila- se ha quedado demasiado pequeño. Lo ha reservado para las chuches, globos, plastilinas y lápices de colores. En el momento que tiene oportunidad coge el móvil de mi hermana Mari y escucha una y mil veces los mensajes de voz que sus padres han podido mandar desde que llegó el pasado 28 de junio. Los vuelve a escuchar, se levanta, se va al almanaque y señala el día 28. Ya mismo está aquí, pronto volverá con su familia y sonríe.
Hoy hemos almorzado espaguetis con almejas. Mi hermana le preguntó si él quería y dijo que sí. Le tuvo que quitar las almejas del plato. Nafi dice que eso, las almejas pinchan en la playa. A los espaguetis les hecho el chet-chup correspondiente, se los comió todo y decía que estaban muy ricos. Aunque cuando estuvo en la playa dijo que la piscina le gustaba más hoy se ha vuelto loco de contento cuando mi sobrina Mari Carmen le ha dicho que mañana volverán a ir.
Ya veremos lo que cuenta.

18 de agosto

Día cincuentiuno

Los padres de Nafi nos confirman que las fuertes lluvias de este fin de semana no han afectado a su campamento. Donde ha llovido y ha habido numerosos destrozos ha sido en Dajla y El Aiún..
Como una forma de seguir manteniendo su identidad los campos de refugiados saharauis son denominados con los mismos nombres que las principales ciudades de la antigua colonia española, El Aiún, Dajla, Auserd, Smara y 27 de Febrero.
También nos comunicaban ayer, desde la asociación de Carmona, que fuésemos preparándolo todo, pues es muy posible que Nafi tenga que volver a los campos de refugiados, junto con el resto de niñas y niños, el próximo viernes día 26.
Estos dos meses han volado, han sido demasiado intensos. Hoy Nafi ha disfrutado de la playa. Cuando llegó, mientras los demás preparaban todo, él se fue directamente al agua. La tarde la han pasado en la piscina de grandes dimensiones que hay en los bloques de piso donde están pasando las vacaciones Jessi, Jorge y Jorjito, con los que hoy ha pasado el día y con mi hermana Mari y mi sobrina Mari Carmen. Esta tarde decía que se quería quedar allí, Cuando le dijeron que vale, pero que Mari y Mari Carmen se tenían que venir para El Viso ya no le gustó tanto la idea.
De vez en cuando dice que las rodillas le siguen doliendo y hoy se le han caído las "postillas" que tenía. Si es que este tío pasa más tiempo dentro del agua que fuera.

19 de agosto

Día cincuentidos

Definitivamente se confirma que el avión de Nafi sale el próximo viernes a las diez y media de la noche. Nafi vuelve a los campos de refugiados, con sus padres y su hermana. Se frota las manos y se ríe. Hoy hemos estado en la Facultad de Podología, tenía que curarme mis maltrechos pies. No ha querido darle un beso a Mamen Vázquez, especialista en pie de riesgo. Al despedirnos Mamen le lanzo unos besos y Nafi se tapaba la cara con las manos como si le diese verguenza. Por el camino decía "Julio, en España muchos besos".
Luego hemos ido a comprar algunas cosillas para mañana. Celebraremos su cumpleaños, aunque no es hasta el jueves. Cuando hemos entrado en el súper ha pillado una cesta con ruedas y la ha manejado igual de diestramente que la minibici y el monopatín. Todavía no controla el idioma del todo. Le han dicho que mañana apagará las velas de la tarta y cuando nos hemos quedado solos me ha preguntado que apagar qué es. En casa hemos comido pescado en blanco. Mi hermana le ha hecho una tortilla creyendo que ha Nafi no le gustaría. Cuando nos ha visto a nosotros ha dicho que él también quería pescado. Le ha untado un poco de mahonesa y le ha gustado. Quiso más pescado, que ya no quedaba, así que se zampó la tortilla. Problemas sólo los necesarios.

20 de agosto

Día cincuentitres

El día de hoy es imposible resumirlo en quince o veinte renglones.
Cuando todo eran buenas expectativas mi hermana Mari amanece con fuertes vértigos y descompuesta. De momento está ingresada en observación en el hospital de Valme. Todas y todos hemos intentado estar a la altura pero es mucho lo que ella ha invertido en esta experiencia para que no dejáramos de acordarnos ni un sólo instante. Nafi ha preguntado por ella en varias ocasiones y aunque la celebración de su cumpleaños ha estado estupendamente, su hueco ha sido demasiado grande como para que no se notara.
Nafi ha apagado las velas de su décimo cumpleaños, aunque no sea hasta el jueves. Decía que de la piscina se vendría el último y eso es lo que ha hecho. Hasta hace un instante ha estado saltando a la comba con las demás niñas y niños. Son unas y unos canallas. Manuela, Candela, Laura, Rubén, Alfredo, Carlos, Ángela y Juan Manuel, junto con Nafi han estado todo el día "maquinando" travesuras. Han enfadado al abuelo porque no lo ha dejado dormir la siesta y lo más tremendo de todo, échate a temblar. Ha llegado un momento en el que una de las mellizas nos ha anunciado que han decidido crear una banda. Pero es que le han puesto hasta nombre. Son para comérselos.
Dicen que son "la banda del moco". A pesar de la hora que es, acabamos de volver y Nafi viene diciendo que "mañana piscina". Nafi sabe que el fin de semana que viene ya no estará aquí, estará en los campos de refugiados con sus padres y su hermana. El corazón roto, pero lo único importante es que Nafi y las niñas y niños saharauis, y su pueblo, sufran lo menos posible y que mi hermana Mari esté de vuelta Ya.
No se merecía perderse el día de hoy con Nafi.


Temas: Inmigrantes - Vídeo - 2016 - Derechos Humanos
QUEREMOS TU APORTACIÓN, COMENTA EL ARTÍCULO
¿Quién eres?
Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.

AGENDA
OTRO MUNDO ES POSIBLE
¿QUE ES EL TTIP?
Domingo, 1ro de febrero de 2015
Para enfrentarse al TTIP necesitamos que todo el mundo esté informado. Para informar necesitamos a los medios. Pero los medios necesitan la (...)
RAP CONTRA EL RACISMO
Sábado, 25 de octubre de 2014
Cantera Sierra de Esparteros, Morón de la frontera
Sábado, 1ro de marzo de 2014
En este video podemos ver la FALSA restauración y explotación ilegal que SIDEMOSA ha llevado a cabo durante 11 años en la Sierra de Esparteros y por (...)
Cantera Sierra de Esparteros, Morón de la frontera
Sábado, 10 de agosto de 2013
En este video podemos ver la FALSA restauración y explotación ilegal que SIDEMOSA ha llevado a cabo durante 11 años en la Sierra de Esparteros y por (...)
Sí se puede, con las energias renovables
Domingo, 7 de abril de 2013
Aquí está la prueba para las personas que todavía no se creen que la generación de electricidad por métodos respetuosos con el medio ambiente puede (...)
PARTICIPA
EL AYUNTAMIENTO ¿ILUMINADO O DESLUMBRADO POR ENDESA?
Sábado, 25 de octubre de 2014
¿Se merece ENDESA que el Ayuntamiento la homenajee? Estamos asistiendo a una colosal crisis económica, institucional y civilizatoria. Se está (...)
Otro Incendio Intencionado a los pies de la Cornisa de los Alcores
Jueves, 8 de agosto de 2013
El pasado viernes día 2 de agosto otro incendio intencionado a los pies de la Cornisa de Los Alcores, justo detrás del Tiro al Plato, amenazaba con (...)
Denuncias Recibidas
Domingo, 31 de julio de 2011
Porque una imagen vale más que mil palabras...
SOLANO DENUNCIA QUE LA BASURA DE LOS REYES MAGOS LA ESCONDE EL AYUNTAMIENTO...
Miércoles, 2 de febrero de 2011
Desde hace muchos años el Colectivo Ecopacifista Solano de El Viso del Alcor viene denunciando que existe una gigantesca escombrera y un (...)
ASÍ ENTIENDE EL MEDIO AMBIENTE NUESTRO CONCEJAL
Jueves, 4 de noviembre de 2010
Hace algunos meses comenzamos a denunciar públicamente la proliferación de escombreras en nuestro pueblo, las cuales lejos de desaparecer continúan (...)