Creative Commons License
Esta web, su contenido, imágenes y texto está bajo licencia Creative Commons Reconocimiento 3.0 España.
Entrar a privado
<< atrás
Nuestras alegaciones al pgou para construir un pueblo más ecologista y social
Sábado, 11 de noviembre de 2017 | 0 comentarios | 94 visitas

En representación del COLECTIVO ECOPACIFISTA SOLANO, comparece en el procedimiento de información pública, tras la tercera aprobación provisional del Plan General de Ordenación Urbanística (en adelante PGOU) de El Viso del Alcor, publicado en el BOP y al amparo de lo dispuesto en la Ley 7/2002, de 17 de diciembre, de Ordenación Urbanística de Andalucía, ante el Pleno de la Corporación, y como mejor proceda en Derecho, DIGO:

Que no compartimos y nos oponemos a la aprobación del PGOU de El Viso del Alcor, en base a las siguientes ALEGACIONES:

PRIMERA: EL PGOU HA SIDO CONCEBIDO Y TRAMITADO DE ESPALDAS A LA POBLACIÓN, SIN PARTICIPACIÓN PÚBLICA CIUDADANA EFECTIVA, LO QUE SUPONE UNA BURLA AL CONJUNTO DE VISUEÑOS Y VISUEÑAS.

Y ello por las siguientes razones:

1º.- El PGOU va a determinar y definir el modelo de ciudad en el que convertimos a nuestra localidad. Una cuestión tan esencial requeriría de una participación ciudadana especial, muy mimada y facilitada. Debería ser una gran ocasión para definir entre todos y todas el pueblo que queremos, porque nos jugamos mucho. Bajo nuestro punto de vista, existe una débil conciencia social e institucional de los desafíos a los que se enfrenta El Viso y, lo que es más grave, una escasísima reflexión sobre las patologías urbanas que se pueden producir si pasamos a ser una parte más del área metropolitana de Sevilla. Desde el Colectivo Ecopacifista Solano queremos que el planeamiento sirva a los intereses de la gente, antes que a los de la propiedad. Por eso vemos con preocupación la concepción hegemónica del planeamiento, porque está muy escorada hacia el ladrillo. Planificar es algo más que construir (edificar), es conseguir calidad de vida, ciudad sostenible y habitable, integración de la población, espacios de sociabilidad y convivencia. Pese a ello, ha habido muy poco debate público sobre el PGOU. La participación ciudadana y el debate para grupos y asociaciones, vecinos, usuarios o asociaciones de intereses diversos, ha brillado por su escasez, se ha limitado a los meros formalismos cual trámite molesto. El PGOU se ha tramitado de espaldas a los vecinos y vecinas de El Viso del Alcor, hurtándoles el derecho a participar en los asuntos públicos que les afectan o interesan de manera especial. Y es que hoy se habla mucho de democracia y de participación ciudadana, pero en la práctica se hace realmente poco por estimularla, porque a los gobiernos le resulta más cómodo tener el monopolio de las decisiones e imponerle al pueblo lo que creen que le conviene.

2º.- Desde que en el año 2006 se aprobara el Avance del PGOU hasta hoy, la participación pública de los vecinos y vecinas en cuanto ciudadanos de El Viso del Alcor ha sido ignorada y ninguneada por los distintos partidos políticos que se han sucedido durante el periodo de elaboración de este PGOU. En todo este tiempo no ha existido un centro de información del PGOU donde la ciudadanía pudiera recibir información -y atención individualizada- en relación con las medidas adoptadas por el mismo. Ni siquiera un documento resumen en lenguaje no técnico, más accesible para todo el mundo.

La única oportunidad de participar en el PGOU es la que se ha ofrecido a través de los periodos de información pública y ello no sin dificultades, pues los documentos que figuran en los textos de los anuncios oficiales o son ilegibles o no están completos, lo que obliga a desplazarse a las oficinas de urbanismo, ya que -como decimos- no ha existido una oficina permanente, especializada en atender las demandas y necesidades generadas por la población en cuanto a un asunto de capital interés ciudadano como es la participación en el diseño futuro de su pueblo, que no es patrimonio exclusivo de la clase política sino que afecta por igual al conjunto de todos los visueños y visueñas.

3º.- Pero es más, en el informe emitido por el arquitecto municipal (pagina 20) se dice lo siguiente:

“1. El resumen ejecutivo exigido por el artículo 11.3 del TRLS aprobado por Real Decreto Legislativo 2/2015, es el documento que en las exposiciones públicas debe ser más accesible al ciudadano, sin embargo los planos que contiene son ilegibles por su escala reducidísima y por estar divididos en numerosos folios. Con estos planos es imposible comprobar que se cumpla lo dispuesto en el artículo citado”.

SEGUNDO: EL PGOU ABANDONA LA CIUDAD CONSOLIDADA E IGNORA LAS NECESIDADES COLECTIVAS DE LOS VECINOS Y VECINAS.

El urbanismo debería responder a la ciudad consolidada. Así se indica en el punto 3.2.2 de la DPIA:

“3.2.2.- Tal como establece la Estrategia Andaluza de Sostenibilidad, se debe priorizar mejorando la calidad de los tejidos urbanos consolidados y recuperar, mediante la renovación urbana, los obsoletos o degradados, respetando las características de los cascos antiguos y de los barrios para alcanzar la plena utilización del área urbana y disminuir la demanda de nuevo suelo, debiendo estar el consumo de suelo supeditado al crecimiento de la población y a la creación de nuevos hogares.

3.16.1.- Habrá de programarse el desarrollo del Plan de forma que el crecimiento se realice desde dentro hacia fuera del núcleo, evitándose vacíos espaciales entre las actuaciones.

3.18.1.- En caso de revisión de la propuesta de terrenos urbanizables, se priorizará el mantenimiento en la ordenación de aquellos sectores que mejor aseguren la integración de los nuevos desarrollos urbanísticos con la ciudad ya consolidada, procurando un desarrollo cohesionado de los núcleos, sobre aquellos otros que fomenten una dispersión innecesaria de los mismos”.

Sin embargo, estamos ante un PGOU concebido fundamentalmente para solventar los problemas urbanísticos generados por los asentamientos ilegales, que tuvieron su nacimiento, crecimiento y expansión por la desidia de los gobernantes municipales, a lo largo de los últimos cuarenta años, que no han aplicado las medidas de disciplina urbanística previstas en la Ley y ahora pretenden solucionar esta cuestión mediante dádivas y regalos urbanísticos, que únicamente persiguen generar un clientelismo electoral a costa del conjunto de la ciudadanía de El Viso del Alcor.

También se trata de un PGOU que intenta una recalificación de suelo rústico a urbanizable con el objetivo, no confesado, de solventar problemas financieros de empresas que adquirieron terreno rústico con la intención de que fueran recalificados en un futuro tanto los terrenos adquiridos como losque ocupan en la actualidad (caso CAIVA). Es decir el PGOU trata de solucionar un problema empresarial con medidas de naturaleza especulativa y de espaldas a la ciudadanía. El PGOU pretende poner en almoneda todo el territorio municipal, clasificando suelo e incrementando el número de viviendas más allá de cualquier necesidad o demanda razonable que tenga el municipio, salvo la de favorecer intereses meramente especulativos o empresariales. Por ejemplo ¿qué falta hacen dedicar nuevas hectáreas para uso industrial cuando tenemos 2 polígonos medio vacíos? ¿Qué necesidad tenemos de cargarnos uno de los últimos cerros de albero que nos quedan y que simbolizan el paisaje de Los Alcores?

TERCERO: LA CLASIFICACIÓN DE SUELO URBANIZABLE PREVISTA EN EL PLAN ESTÁ SOBREDIMENSIONADA E INJUSTIFICADA, AL NO ESTAR SUSTENTADA EN UNA DEMANDA REAL, LO QUE SUBVIERTE LOS MÁS ELEMENTALES PRINCIPIOS DE RACIONALIDAD Y SOSTENIBILIDAD.

La construcción de nuevas viviendas es siempre consecuencia o complemento del desarrollo real, por ello la desorbitada clasificación de suelo que contiene este PGOU, al margen de las necesidades y expectativas de crecimiento reales, es un mero ejercicio de especulación inmobiliaria, ajeno al interés público. Téngase en cuenta un dato concluyente en este sentido: en las Normas Subsidiarias ya se preveía para 2017 una población de 27.000 habitantes para nuestro pueblo, cuando aún estamos rozando los 20.000.

Así las cosas, en el informe emitido por el arquitecto municipal en fecha 6 de junio de 2017, página 10, se dice:

“Tercero: Número de viviendas necesarias:
El cuadro de la página 53 de la Memoria de Ordenación indica que existen actualmente 6668 viviendas y que en el suelo urbano quedan suelos vacantes calificados para 2.116 viviendas. En el cuadro de la página 57 se indica que en el Sector 1 del Suelo Urbanizable Ordenado deben construirse 720 viviendas y en el Sector 4 (Los Bancales) otras 275 entre las existentes y las previstas y que en el suelo urbanizable no sectorizado se construirán 995 viviendas en el sector SUNS-2 según el PAU y con la misma densidad de este, hasta 2.183 viviendas más lo que supondría llegar hasta las 12.197 viviendas que es casi el doble de las existentes. Esta es una cantidad de viviendas desmesurada para el crecimiento poblacional que El Viso está teniendo en los últimos años y el previsible en las próximas décadas (2.274 personas en diez años) según el cuadro de la página 21 de Información y Diagnóstico.

Esta excesiva reserva de suelo para uso residencial supone unas expectativas injustificadas para los dueños de los terrenos , que pueden estar tentados de abandonar el uso agrario que actualmente tienen sus fincas, y unas obligaciones legales de urbanización y equidistribución que tendrían que financiar a sus expensas sin tener garantizada la demanda de vivienda en las próximas décadas.”

Con este PGOU se pretende pasar desde la 6.668 viviendas actuales hasta las 12.197 viviendas previstas, es decir, un incremento de 5.529 viviendas para los próximos diez años, cuando en losúltimos diez años, sólo han sido necesarias 947 viviendas para alojar un crecimiento poblacional de 2.274 personas.

Esta es una buena prueba del interés especulativo que subyace en este PGOU. Y ello es así, porque en el suelo urbano existe actualmente suelo vacante calificado para 2.116 viviendas, lo que significa que está cubierta la oferta de suelo, de acuerdo con las previsiones reales, para atender la demanda de los próximos veinte años, sin necesidad de calificar ningún tipo de suelo.

A nuestro modo de ver, no es necesario sacrificar más de 100 hectáreas de huertas para construir 5.529 viviendas nuevas. Debemos planificar para que El Viso tenga un crecimiento poblacional muy moderado -para responder a la demanda interna- y no para responder a una demanda externa que dispararía nuestro crecimiento demográfico. Es aconsejable que el Viso conserve su identidad, su carácter de pueblo.

Ahora bien, lo que si creemos necesario es una política municipal que ponga el suelo urbano en el mercado a precios accesibles, utilizando los mecanismos legales proporcionados por la Ley para evitar la especulación, con la creación del Registro Municipal de Solares y el sometimiento a venta forzosa de los propietarios de suelo que han incumplido sus deberes de edificación.

CUARTO: EL COEFICIENTE DE HOMOGENEIZACIÓN ENTRE VIVIENDA PROTEGIDA Y VIVIENDA LIBRE, PREVISTO EN EL PGOU, IMPIDE LA CONSTRUCCIÓN DE VIVIENDA PROTEGIDA Y SUPONE UNA ESTAFA A LOS VISUEÑOS Y VISUEÑAS, CONCULCANDO EL DERECHO CONSTITUCIONAL DE LOS CIUDADANOS A UNA VIVIENDA DIGNA Y ADECUADA.

En el informe del arquitecto municipal página 10 al abordar esta cuestión, manifiesta lo siguiente:

“El apartado 3.6.6 de la Memoria de Ordenación calcula que el precio del suelo para construir vivienda protegida es el ochenta por ciento del suelo para construir vivienda libre, lo que supone un coeficiente de homogeneización de 0,80 lo que contraviene lo dispuesto en el artículo 52 del Texto Refundido de la Ley del Suelo, como se analiza a continuación:

El precio del suelo para la vivienda en zona donde funciona aún el mercado de suelo, como es la Unidad de Ejecución 21.2, es de 300 euros por metro cuadrado, para una edificabilidad de 1,1 metros cuadrados de techo por metro cuadrado de suelo, lo que supone un precio de repercusión por metro cuadro de techo de 300/1,1= 273€ m2t (metro cuadrado de techo), mientras que el precio máximo de repercusión del suelo en el precio de venta de la vivienda protegida es el 15%, el precio máximo de esta es de 1.212 euros por metro cuadrado útil, lo que supone 969 euros por metro cuadrado construido, es decir que el precio máximo del suelo de la vivienda protegida es el 15% de 969 € = 144,75 € m2t.

Comparando este valor de suelo de 144,75 euros por metro cuadrado construido de vivienda protegida, con el correspondiente para vivienda libre de 273 euros por metro cuadrado construido resulta un coeficiente de homogeneización de 144,75/273 = 0,53 y no 0,80 como dice el redactor. En otras palabras ningún promotor de vivienda protegida puede pagar el suelo a 0,80 X 273€ m2t =218,40 €m2t, por ser esta cantidad muy superior a la legalmente establecida de 144,75€ m2t, ni el Ayuntamiento puede admitir un valor de 0,80X273€/m2t como repercusiónde suelo en el precio de la vivienda protegida por ser superior al máximo lega de 144,75 €”.

Como puede observarse con la simple lectura del informe del arquitecto, resulta imposible en este municipio construir ni una sola vivienda protegida lo que expulsa del acceso a la vivienda a una gran parte de la población que no puede acceder a vivienda libre. Y con este problema de falta de VPO ya llevamos más de una década, pero los distintos gobiernos no ofrecen solución al mismo.

La vivienda es un derecho, un bien imprescindible para evitar la exclusión y la marginalización. Creemos que hay que poner freno a los precios desorbitados de las viviendas. Para ello, la política municipal de viviendas debe potenciar la accesibilidad a la misma, a través del fomento del alquiler, la rehabilitación de viviendas y la competencia con las promotoras privadas, mediante la adquisición de suelo para construir viviendas protegidas, asequibles, baratas. Resulta lamentable que, cada vez más, el suelo y la vivienda sean entendidos como bienes de inversión, bienes acumulables, y no se le atribuya valor por su uso sino por generar plusvalía.

QUINTO: EL PGOU INTRODUCE UNA CLASIFICACIÓN Y CATEGORIZACIÓN DEL SUELO FALSEADA, AL SERVICIO DE INTERESES INCONFESABLES, QUE SUPONE UNA BURLA A LOS VECINOS Y VECINAS DE EL VISO.

Para demostrar esta acusación, nos servimos de nuevo del claro informe emitido por el arquitecto municipal, en fecha 6 de junio de 2017. Así en las páginas 8 y 9 dice lo siguiente:

1º.- En cuanto a la Zona Ganadera.Dice el arquitecto municipal: “El cuadro de la página 49 de la Memoria de Información y Diagnóstico indica que en la zona ganadera existen 92 viviendas construidas y quedan 9 por construir cuando la realidad es que hay menos de 10 viviendas construidas y el resto de las parcelas están ocupadas por almacenes y talleres construidos con las tipologías edificatorias típicamente industriales propias de la calificación de suelo industrial que ese ámbito de suelo tuvo en las Normas Subsidiarias de Planeamiento Municipal anteriormente vigentes, aprobadas en 18 de julio de 1983”.

2º.- En cuanto a la Zona de la Vega y el Alcor.

Dice el arquitecto municipal:

“El apartado 2.2.2 de la Memoria de Información y Diagnóstico indica que la adaptación parcial a la LOUA del planeamiento general vigente, aprobado en 31 de julio de 2014 por el Pleno Municipal, califica como suelo no urbanizable de carácter natural o rural los ámbitos de la Zona del Escarpe, Zona de la Vega, Zona del Alcor y Zona de Preparque (página 88), cuando en realidad la adaptación calificó estos ámbitos como suelo no urbanizable de especial protección por planificación urbanística, ya que en ellos el planeamiento vigente protegía y protege el suelo, el paisaje y las aguas y con tal calificación figuran expresamente en los planos...”

3º.- En cuanto a Los Bancales.

Dice el arquitecto municipal:

“El apartado 3.1.1 de la Memoria de Ordenación indica en su página 17 que el Asentamiento Urbanístico de Los Bancales tiene capacidad para integrarse funcionalmente en la estructura urbanística del municipio, cuando no existe conexión con las redes municipales de agua, alcantarillado y electricidad y carece de acceso peatonal desde el núcleo de población, debido a la barrera que supone la variante de la carretera A-398 y, además, carece de los equipamientos y dotaciones exigibles al suelo residencial como parcelación ilegal que es.”

4º.- En cuanto a POLIVISO.

Dice el arquitecto municipal:

“El apartado 3.2.1 de la Memoria de Ordenación indica en su página 23 que las fases 2, 3, 4 y 5 del actual Sector S6 Industrial (Poliviso) ha completado su proceso de urbanización, cuando es bien conocido que en las fases 4 y 5 faltan por ejecutar los acerados y la gran superficie ajardinada de 40.000 m², que tienen un coste aproximado de un millón de euros, y las obras de urbanización cesaron hace ya nueve años. A pesar de ello, el documento del PGOU lo califica indebidamente como suelo urbano consolidado en lugar de calificarlo como suelo urbanizable ordenado por no estar ultimadas las obras de transformación urbanísticas contenidas en el Proyecto de Urbanización aprobado”.

Y no solo esto sino que las obras de urbanización que faltan y que corresponden en todo caso a la Junta de Compensación, y que están cifradas en UN MILLÓN DE EUROS, se pretenden que sean financiadas por el Ayuntamiento. Esta propuesta pudiera ser constitutiva de infracción penal por lo que nos reservamos las acciones penales que correspondan en este supuesto.

5º.- En cuanto al Balcón de los Alcores.

Dice el arquitecto municipal:

“El ámbito de El Balcón de los Alcores, aparece como suelo urbano consolidado cuando en la Adaptación figura como no consolidado y no se ha realizado en el mismo ninguna actuación de transformación y urbanización, ni se ha aprobado nunca ningún planeamiento de desarrollo en este ámbito ni ningún proyecto de urbanización ni ningún proyecto de reparcelación, por lo que jamás se han cumplido de las obligaciones de distribución y cesión establecidas para el suelo urbano no consolidado”. Y no solo eso, sino que se pretende además que en este núcleo que constituye una urbanización privada, ocupada por viviendas que son en su mayoría segundas residencias, sea reurbanizada con cargo al municipio por un importe de 2.141.941 euros, si se categoriza este suelo como urbano consolidado (informe del arquitecto municipal página 19). Esto constituye una burla para cientos de visueños y visueñas que demandan una primera vivienda.

SEXTO: EL PGOU PLANTEA UNA SERIE DE EXENCIONES EN DOTACIONES MÍNIMAS Y UN INCREMENTO DEL NÚMERO DE VIVIENDAS QUE PRIVILEGIAN UNA SERIE DE ASENTAMIENTOS ILEGALES CON CLARO PERJUICIO PARA EL CONJUNTO DE LA CIUDADANÍA.

De nuevo recurrimos por su claridad y por estar redactado por un funcionario técnico imparcial, al esclarecedor informe del arquitecto municipal:

1º.- En cuanto a El Manantial.-

Dice el informe del arquitecto (pagina 9):

“El apartado 3.2.2 de la Memoria de Ordenación y el cuadro de actuaciones en suelo urbano indican que se obtendrán las dotaciones y se completará el proceso de urbanización, pero en la ficha correspondiente del Programa de Actuaciones Urbanísticas se incrementa el número de viviendas permitidas desde las 44 actuales a las 84 que se proponen, eximiendo a este ámbito de las reservas dotacionales de suelo para espacios libres, equipamientos docentes, equipamientos deportivos y reserva de suelo para vivienda protegida. Por otra parte, el proceso de urbanización al que se alude ha sido ilegal y clandestino sin instrumentos de ejecución aprobados por el Ayuntamiento”.

Es decir, se trata de un proceso de urbanización ilegal y clandestino que debería haber motivado las potestades municipales de disciplina urbanística para solventar esta ilegalidad y, en lugar de eso, el PGOU privilegia este ámbito, eximiéndolo de las dotaciones mínimas obligatorias e incrementado el número de viviendas permitidas en el doble de las existentes. Esto constituye un agravio comparativo y un engaño al conjunto de la ciudadanía visueña.

2º.- En cuanto a la antigua Zona Ganadera.

Dice el informe del arquitecto municipal (página 9):

“Antigua Zona Ganadera en la que hay construidas menos de diez viviendas se propone construir un total de 140 viviendas sin preverse planeamiento de desarrollo ni reservas de suelo para espacios libres, equipamientos docente, deportivo y social y viviendas protegidas al servicio de esas 130 viviendas nuevas”.

Esto constituye un auténtico pelotazo urbanístico que privilegia a los propietarios de naves ganaderas, que verán multiplicado su patrimonio al permitir patrimonializar 130 nuevas viviendas, sin asumir las cargas que supone este incremento de suelo lucrativo, al aumentar el número de viviendas permitidas.

3º.- En cuanto a Las Casetas.

Dice el informe del arquitecto (pagina 9)
“Se eximen también de reservas de suelo para espacios libres y equipamiento deportivo propio de las zonas industriales”.
Valga lo dicho en el punto anterior.

4º.- En cuanto a Los Bancales.

Dice el informe del arquitecto (pagina 9)

“El documento PGOU prevé un incremento de viviendas desde las 126 viviendas ilegales existentes en este suelo que actualmente es no urbanizable, hasta las 275 unidades y lo exime de las reservas de suelo para vivienda protegida y equipamiento educativo, además de reducción de las reservasde espacios libres, plazas de aparcamiento y dotaciones docentes, sanitarias, deportivos, cultural, comercial y social por debajo de los estándares indicados en el artículo 17.1 LOUA”.
Sin palabras.... para expresar lo que el PGOU permite al premiar estas actuaciones clandestinas e ilegales, en viviendas en su mayoría de segunda residencia o parcelas para utilización en temporada, mientras se castiga la posibilidad de construcción de vivienda protegida y se potencia el urbanismo indiscriminado.

SÉPTIMO: EL PGOU PLANTEA ACTUACIONES DISPARATADAS QUE SUPONEN UNA IMPORTANTE CARGA ECONÓMICA PARA EL MUNICIPIO LO QUE SUPONDRÁ UN INCREMENTO DE LA PRESIÓN FISCAL EN EL CONJUNTO DE LA CIUDADANÍA.

De nuevo recurrimos al informe del arquitecto municipal (página 12) donde se dice lo siguiente:

“Normas Urbanísticas:

… En el artículo 9.4, apartado 5, su contenido obliga al Ayuntamiento como propietario del suelo a iniciar antes de cuatro años la edificación de las 196 viviendas protegidas previstas por el PGOU en la AUSU-16 Mirador del Parque, actualmente ocupada por el recinto ferial y a terminarlas en el plazo de dos años desde su inicio... Para poder cumplir estos plazos el Ayuntamiento debe aprobar antes de dos años, según el artículo 9.5.3 el Proyecto de Reparcelación y ejecutar a su cargo la obra de urbanización y la construcción de las 196 viviendas protegidas, con un coste de 25.615.634 €.

Es decir, que teniendo el municipio suelos vacantes para construir 2.116 viviendas, el Ayuntamiento se mete en esta aventura que puede dar al traste con la hacienda local e hipotecar al Ayuntamiento por muchos años y lo hace además en un plazo corto de tiempo (2 años) y sin haber planteado una alternativa seria al recinto ferial allí existente. Para desmontar este propósito descabellado, el arquitecto municipal dice en su informe (página 18) refiriéndose al estudio económico-financiero, lo siguiente:

“El Estudio Económico-financiero contiene como anexo un estudio de sostenibilidad económica que pondera el impacto de las actuaciones en la Hacienda municipal (exigido por el artículo 22 del TRLS y por el artículo 19.1 a) 3ª de la LOUA) responsable de la implantación y el mantenimiento de las infraestructuras y de la implantación prestación de los servicios necesarios en la actuaciones previstas en suelos urbanos, urbanizables y no urbanizables.

Para cumplir sus obligaciones, el Ayuntamiento debe costear anualmente 650.453 € en el mantenimiento de nuevos viales y jardines y alumbrados previstos en el PGOU, mientras que los ingresos resultantes de la ejecución de esos elementos de urbanización ascienden a 1.679.044 € y los generados por el proceso de edificación generarán 9.621.272 €, previéndose por el Estudio económico-financiero que si solo se llegara a urbanizar y edificar el 60% de los previsto, los ingresos serían de 6.780,190 € lo que daría para costear el mantenimiento de los viales, jardines y alumbrados durante diez años.

En realidad es impensable que el 60% de los nuevos edificios previstos en suelos urbanos y urbanizables (entre ellas unas 4.000 nuevas viviendas y 83.000 m2 de techo, de uso industrial, sin contar el suelo no sectorizado) se construyan en estos diez años, ya que nunca se han construido en El Viso del Alcor 280 viviendas anuales, ni siquiera en los años del boom inmobiliario de 2003 a 2007, ni es previsible que el Viso del Alcor necesite 4.000 viviendas para 10.000 nuevos habitantes en esos diez años, dado el ritmo de crecimiento actual de la población., ni esos 83.000 m2 de techo industrial”.

Más adelante y en este mismo apartado, sigue diciendo el arquitecto municipal:

“Aparte de los costes de mantenimiento de los servicios y viales, el Ayuntamiento ha de ejecutar a su costa todas las actuaciones de adquisición de suelo, urbanización y edificación que el PGOU le adjudica. Entre ellas y con el coste aproximado se indican las siguientes:

– MIRADOR DEL PARQUE.

Coste para el Ayuntamiento: 23.811.988 Euros..

Este coste debe afrontarlo el Ayuntamiento en 6 años y que solo se recuperaría cuando se vendieran las 196 viviendas previstas.

En este sentido en la página 20 de su informe (Resumen Ejecutivo, punto 2.4ª dice el arquitecto municipal:

“Las 196 viviendas protegidas en AUSU-16 que debe construir el Ayuntamiento exigen eliminar el actual recinto ferial (recuérdese en menos de dos años). Es pura utopía pensar que se vayan a construir estas viviendas protegidas en los próximos años ya que el único promotor de viviendas protegidas en los últimos quince años, la Empresa GUSAM, dejó de promover viviendas hace diez años y se encuentra en proceso de disolución por lo que sería el propio Ayuntamiento quien tendría que asumir en solitario la construcción de estas viviendas protegidas tanto en la parte que le corresponde de la AUSU-7 como en la totalidad de la AUSU-16. En esta última ya lo intentó dos veces hace unos ocho años, primero con EPSA y luego con un promotor privado y ambas operaciones se frustraron. Puede considerarse que la vivienda protegida que lleva diez años sin promoverse seguirá siendo así durante las próximas décadas.

– APARCAMIENTO EN PLAZA RAFAEL ALBERTI Y CARLOS MÉNDEZ.

Coste para el Ayuntamiento: 2.616.504 Euros.

No se explica esta actuación en el PGOU pues se trata de una zona urbana que dispone de amplias zonas de aparcamiento.

– APARCAMIENTO EN CALLE CORREDERA.

Coste para el Ayuntamiento: 1.719.1045,

Se trata de adquirir un solar a una entidad bancaria para construir un aparcamiento subterráneo, cuando a escasos metros de esta zona está la Plaza de Abastos Santa Marta que necesita de una remodelación y que no requiere adquisición de suelo alguno para construir un aparcamiento subterráneo.

– RESTAURACIÓN AMBIENTAL Y TOPOGRÁFICA DE VERTEDEROS Y RECUPERACIÓN DE CAUCES PÚBLICOS.

Coste para el Ayuntamiento: 2.145.969.

La recuperación de cauces públicos no es competencia del Ayuntamiento siendo competencia del organismo de cuenca, en este caso la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir. Y en cuanto a la restauración del vertedero del Sequero, se trata de una escombrera situada en su mayor parte en terrenos privados.

– TERMINACIÓN DE LA OBRAS DE POLIVISO.

Coste para el Ayuntamiento: 1.000.000 €

La terminación de estas obras de urbanización corresponde en exclusiva a la Junta de Compensación.

– REURBANIZACIÓN DEL BALCÓN DE LOS ALCORES.

Coste para el Ayuntamiento: 2.141.941.

Esta actuación corresponde en exclusiva a los propietarios de parcelas y chalets del Balcón de Los Alcores.

En total, éstas y otras actuaciones, supondría según el informe del arquitecto municipal un coste que deberá asumir el Ayuntamiento en un plazo de ocho años por importe de 39.957.538 euros, lo que significaría la ruina económica del Ayuntamiento y un incremento brutal de la presión fiscal sobre los ciudadanos de este pueblo.

OCTAVO: UN PGOU QUE SEGUIRÁ SIN RESOLVER PROBLEMAS AMBIENTALES ENDÉMICOS

Entre los condicionantes que establece la Declaración Previa de Impacto Ambiental echamos de menos los siguientes:

Vías pecuarias y caminos públicos.

En relación a las vías pecuarias, el PGOU se ocupa de la desafectación de los tramos de estas vías que discurren por suelos clasificados como urbanos o urbanizables, pero se echa en falta un plan interadministrativo (Ayuntamiento y Junta de Andalucía) para deslindarlas y recuperarlas, a fin de poner término a la ocupación ilegal y/o usurpación por parte de propietarios particulares que dificultan el uso y disfrute de estas vías por parte de toda la población, hasta el punto de que hay sitios en los que las vías pecuarias están totalmente estranguladas o cortadas.

Lo mismo cabe decir respecto a los caminos públicos. En relación a estos, hay en la práctica un preocupante descontrol municipal sobre cuáles son sus medidas.

Protección de la calidad del aire.

En distintos documentos del PGOU se recoge la protección del medio ambiente atmosférico, un fin muy loable. En este sentido, se dice en el punto 3.9.3 de la DPIA que: “se debe evitar la colindancia de las actividades potencialmente contaminadoras de la atmósfera con el uso residencial, o los Sistemas de Equipamiento y Espacios Libres previstos como nuevos desarrollos”.

Y en el punto 3.9.4 que “Conforme al art.19 del Decreto 239/2011, de 12 de julio, la DPIA solicita que se valore la incidencia de posibles impactos por olores emanados de las industrias susceptibles de generar este tipo de molestias (patios de aderezo, almazaras, etc.) colindantes con uso residencial”.

Sin embargo, se obvia, por un lado, la ya vieja problemática existente por los insoportables olores que ocasiona el colector que discurre por la calle Cañalizo, desembocando en el Parque de La Muela y que afecta muy negativamente a la calidad de vida de los vecinos de las calles colindantes (C/ Miguel Hernández, Gabriel y Galán, Quevedo, etc.).

Y por otro lado, el disparate que supone mantener dos colectores de “pluviales” (el de la Muela y el de la Miloja), cual cloacas a cielo abierto, pues desembocan en los arroyos que llevan este nombre y que discurren por el interior de un Sistema de Espacios Libres como es el Parque de La Muela. La permanencia constante de un hilo de agua sucia en el interior de estos colectores es un foco continuo de malos olores y de proliferación de ratas, algo totalmente incompatible con el disfrute de un espacio de recreo y esparcimiento.

Protección de la vegetación y de la fauna.

Las huertas son un patrimonio natural y etnológico, un pulmón vegetal y una reserva de biodiversidad difícil de sustituir. No se debería planificar el sacrificio de zonas de huertas innecesariamente por estas razones y por las que hemos esgrimido con anterioridad. Otro tanto de lo mismo cabe decir de la vegetación de ribera que queda en nuestro término municipal y para la que se echa en falta un plan de recuperación que ponga coto a la usurpación del suelo del dominio público hidráulico, convertido en zona de cultivo tras ser indebidamente deforestado.

Protección del Parque de La Muela.

En relación a este espacio de ocio y esparcimiento, se dice en la DPIA lo siguiente:

3.13.2.- El PARQUE DE LA MUELA, situado de pleno en la Cornisa del Alcor, responde entre los Este gran espacio se encuentra parcialmente degradado, presentando frecuentes derrumbes fruto de la erosión hídrica, MULTIPLICADA POR 2 ALIVIADEROS DE PLUVIALES, junto a vertidos incontrolados, y originando un fuerte impacto paisajístico. Así, se hace prioritario otorgar protección frente a los riesgos de caídas y desprendimientos o a los vertidos incontrolados en toda la superficie delimitada por la actuación, para lo que su desarrollo tendrá carácter prioritario.

El plan de medidas a concretar desde la corporación local, deberán atender y abordar específicamente la problemática que presenta el Arroyo de La Muela en su paso por el citado parque. Dado el estado actual del parque, debe llevar aparejada al acondicionamiento para el uso público, un plan de medidas completo e inversión económica adecuada, en el que se corrija los problemas topográficos que presenta y la culminación de la restauración de la cubierta vegetal de este espacio, integrando la vegetación existente en la actualidad y su adecuación paisajística. Por tanto, entendemos que dado que se trata del único espacio libre destinado a parque urbano de la ciudad que computa como Sistema General de Espacios Libres, el proyecto de construcción y urbanización debe ser una prioridad para la corporación local, poniendo en marcha las actuaciones necesarias para su ejecución a corto plazo y así deberá quedar recogido en el Programa de Actuación.

La problemática del parque, como hemos descrito en un apartado anterior, no se limita a los desprendimientos sino que se extiende a los malos olores y a la proliferación de ratas, como consecuencia de la existencia de dos colectores de pluviales que drenan en los arroyos del parque. En este sentido, es fundamental sacar los aliviaderos de aguas residuales del interior del parque o bien continuar su canalización subterránea hasta fuera del mismo. Esta actuación en las entrañas del parque es una de las más prioritarias, porque afecta directamente a la calidad del parque y, sobre todo, a su integridad, ya que cuando llueve intensamente las aguas pluviales canalizadas por los colectores destrozan las márgenes de los arroyos, los caminos y la arboleda de ribera.

Gestión de residuos y contaminación de suelos.

En relación a este asunto, se dice en la DPIA lo siguiente:

3.7.8.- En relación a los residuos inertes derivados de urbanización, construcción y demolición, el Ayuntamiento no podrá conceder la autorización o licencia necesaria para las obras de urbanización, construcción o demolición en los casos en que el solicitante no acredite suficientemente el destino de los residuos que se vayan a producir. Como mecanismo de control a incluir en las Ordenanzas de Residuos a elaborar, se incluirá el depósito previo por el productor de los residuos de una fianza proporcional al volumen de residuos a generar.

El Ayuntamiento dispondrá de un plazo de un año desde la entrada en vigor del Decreto 73/2012 para regular mediante Ordenanza la constitución de la fianza que condiciona el otorgamiento de la licencia de obras a la que se hace referencia en el artículo 104 de la Ley 7/2007, de 9 de julio.

Por tanto, en lo relativo a la licencia de obra Mayor y obra Menor de las Normas Urbanísticas, deberá incluirse en los artículos que regulan los requisitos la aportación del comprobante de haber depositado la “fianza” de la correcta gestión de residuos de la construcción y demolición (RCD´s), así como acreditación ante el Ayuntamiento del destino de los mismos.

Propósitos muy plausibles los recogidos en la legislación vigente para gestionar los residuos de construcción, pero han pasado 5 años desde que se aprobó el Decreto 73/2012 y aquí se sigue incumpliendo. Del mismo modo, que con anterioridad se han incumplido otras normativas que planteaban lo mismo. De ahí, el descontrol que ha habido con los escombros y la proliferación de pequeñas escombreras clandestinas, repartidas por la geografía visueña.

También se dice en la DPIA, en el apartado 3.15.3., que:

“Se procederá al desmantelamiento de la escombrera, restaurando en la medida de lo posible el paisaje original, así como la corrección la acción erosiva remontante por la acción hídrica, en parte mediante la introducción de vegetación como sustrato para fijación del suelo y subsuelo y del arroyo Alcantarilla, evitando el avance progresivo de este fenómeno”.

El PGOU contempla el desmantelamiento de la escombrera del Sequero y la restauración ambiental y topográfica de la cornisa y del cauce del arroyo Alcantarilla. La restauración del paisaje natural y la restauración hídrica también se echa de menos en los arroyos que, a su paso por La Vega, han sido colmatados de escombros.

Aguas residuales de Los Bancales (depuración extensiva).

“En cuanto al núcleo Los Bancales el PGOU propone que dadas sus singulares características de densidad y sus usos extensivos, y por su localización y condiciones topografícas respecto a la hidrología, requerirá la adopción de criterios y soluciones técnicas para la urbanización y construcciones de las infraestructuras de carácter singular. Propone dotar al ámbito de red de saneamiento con sistema de depuración autónomo, por la dificultad de enlace a la red general de depuración de aguas del núcleo urbano de El Viso del Alcor, y por dificultad de vertido de los efluentes depurados a los cauces de arroyos, excesivamente alejados.

El sistema propuesto consiste en un sistema de depuración que permita la infiltración al acuífero, con la autorización correspondiente del órgano de cuenca, mediante sistema de lagunas y fórmulas de vertido por infiltración mediante sistema de filtros verdes, para facilitar su conservación y gestión directa por los parcelistas ante la dificultad o imposibilidad de trasladar los vertidos a la depuradora general”.

Al estar muy cerca de un núcleo poblacional nos tememos que este sistema de depuración generará riesgos sanitarios o, cuando menos, olores insoportables y plagas de mosquitos y otros insectos.

Unidad ambiental de La Vega.

Se ha de destacar la presencia de elementos que alteran la concepción unitaria de este enclave como son las construcciones de viviendas ilegales, incluso chalets, que han proliferado a los pies del escarpe, en la parte de La Vega más cercana al núcleo urbano.

NOVENO: UN PGOU MEDIOAMBIENTALMENTE INSOSTENIBLE QUE NO PREVIENE NI MINIMIZA LOS EFECTOS ADVERSOS SOBRE EL MEDIO AMBIENTE.

El desarrollo sostenible, o sea, satisfacer nuestras necesidades sin comprometer las de los demás - ni las de las generaciones venideras ni las de quienes viven en el mal llamado tercer mundo- es el gran desafío que tiene la humanidad. Es la justicia y la solidaridad del siglo XXI, una solidaridad en el espacio y en el tiempo. El concepto de desarrollo sostenible no puede ser usado como papel de celofán, como retórica para embellecer discursos o planes. Estamos a años luz del desarrollo sostenible y por eso tenemos que recuperar el sentido del límite. No hay una conciencia generalizada de nuestra huella ecológica, del impacto que generamos en el planeta. Ya es hora de que comprendamos que nuestro modelo de consumo de recursos (nuestro estilo de vida) es socialmente injusto, ambientalmente insostenible y económicamente inviable, porque no es generalizable.

Tampoco es sostenible nuestro modelo de movilidad (el coche campa a sus anchas) ni nuestro modelo energético (apenas hay un solo panel fotovoltáico en el pueblo) ni nuestro modelo de construcción (no se aplican criterios de arquitectura bioclimática) ni nuestra relación con el agua (nos hemos cargadas las propias y dependemos de las aguas foráneas) ni con los residuos (su incremento es exponencial) ni con la flora yla fauna (aumentan las especies amenazadas) ni con el aire (¿cómo vamos a compensar la pérdida de vegetación que va a suponer el desmantelamiento de tantas huertas?).

“La batalla por la sostenibilidad se ganará o perderá en las ciudades”. Si realmente nos preocupan los problemas ambientales, y los queremos corregir, tendremos que empezar por nosotros mismos (haciendo renuncias a comportamientos hiperimpactantes) y por nuestro propio pueblo. En aplicación del principio de responsabilidad compartida tendremos que asumir nuestra cuota de responsabilidad en los problemas ambientales. Tenemos que responder a lo global también desde lo local, para que no nos ocurra aquello de “unos por otros y la casa sin barrer”. Estamos consumiendo más recursos de los que nos corresponderían en un hipotético reparto equitativo. El Viso, no es un territorio sobrado. Nos estamos apropiando de recursos que corresponderían a otras poblaciones pobres y a otras generaciones.

Tenemos que cambiar radicalmente esto. Tenemos que hacer renuncias, no querer acaparar tanto. Hemos de adaptar nuestras necesidades a nuestras disponibilidades. No podemos seguir consumiendo como lo hacemos: La biosfera es un sistema cerrado y no puede aguantar tanta carga. La creciente concentración de poblacion, las aglomeraciones urbanas han provocado la ruptura entre las localizaciones geográficas y las ecológicas: dependemos de recursos y de entornos cada vez más distantes para mantener nuestro nivel de consumo. Al contrario que otros seres vivos, en los seres humanos las localizaciones geográficas no coinciden con las localizaciones ecológicas.

El lugar donde vivimos no coincide con el lugar de donde nos abastecemos o depositamos nuestros recursos. Dependemos de otros lugares, territorios y recursos Y cuando dependemos de lo ajeno, conviene no abusar. Tenemos que adaptar nuestras necesidades a las capacidades del entorno físico (relocalización).

El desarrollo urbanístico es un proceso constructivo, pero también destructivo. La desenfrenada expansión urbana, dado su enorme consumo de capital natural, se ha convertido en uno de los principales problemas ecológicos, en un reto para el desarrollo sostenible.

En el PGOU se habla de la sostenibilidad como fin, de aliviar la presión sobre los recursos naturales (agua, suelo, aire), de conservar el capital natural, de reducir la movilidad, de frenar la contaminación, pero nos parece un discurso decorativo, de papel de celofán, porque no se dice como se va a lograr esto. Lo único evidente es que se van a hacer más viviendas, que se van a recalificar huertas y eso es un proceso destructivo de capital natural. Por todo esto, debe destacarse en este punto que el Ayuntamiento ha sido obligado por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación de Territorio a aportar una adenda al Estudio Ambiental Estratégico, con el contenido del II de la Ley 7/2007, incorporando, en palabras de la Consejería, unas alternativas razonables técnica y ambientalmente viables, entre las que debe encontrarse la alternativa cero, entendida como la no realización de dicho planeamiento, que tengan en cuenta los objetivos y el ámbito territorial de aplicación del documento urbanístico, con el fin de prevenir o minimizar los efectos adversos sobre el medio ambiente. Así como la justificación de la alternativa de ordenación seleccionada y los criterios de selección.

La identificación y valoración de los impactos inducidos por las determinaciones de la alternativa seleccionada sobre los factores relacionados con el cambio climático. El establecimiento de medidas de protección y corrección ambiental del planeamiento específicas relativas a la mitigación y adaptación al cambio climático.

A pesar de estas exigencias claramente indicadas por la Consejería de Medio Ambiente, el documento PGOU, según el informe del arquitecto municipal (página 23) contiene erratas, omisiones y contradicciones como las siguientes:

– El documento aportado no incluye el informe acreditativo pormenorizado del cumplimiento de las ciento cuatro condiciones del condicionado de la DAE (Declaración Ambiental Estratégica).

– No se ha considerado la alternativa mas realista que es la de mantener la ordenación estructural actual establecida por la Adaptación Parcial a la LOUA del Planeamiento General vigente aprobada en 31 de julio de 2014 (BOP 8-11-2014) desclasificando de esta el ámbito del actual Sector 2 que no se reserva para lazas zonas de oportunidad del POTAUS, considerando la urbanización Los Bancales como Asentamiento Hábital Rural Diseminado y eliminando la propuesta de nueva clasificación de suelos urbanizables al norte del Polígono Industrial El Viso, que forman los ámbitos S-3 del suelo urbanizable sectorizado y SUNS-4 del suelo urbanizable no sectorizado previsto en el documento PGOU de diciembre de 2016.

– El apartado 2.5 de Evaluación de la Incidencia del Plan General sobre el cambio climático, considera moderado el impacto por cambios morfológicos del paisaje y del territorio, cuando se clasifican como nuevos suelos urbanizables una superficie de cien hectáreas, que suponen el cinco por ciento de todo el término municipal, en las cuales el terreno natural actual se sustituirá por pavimentos artificiales y edificaciones de nueva clasificación de suelo urbanizable y supondrá el cese de las actividades agrícolas y ganaderas existentes.

– En el mismo apartado 2.5 de la Evaluación de la Incidencia del Plan General sobre el cambio climático, se considera compatible el impacto en el microclima urbano generado por el incremento poblacional, indicando que se mantendrá la población entorno a los 20.000 habitantes como horizonte máximo, cuando en realidad el PGOU prevé la construcción de 6.000 nuevas viviendas que supone un incremento poblacional de más 14.400 personas a añadir a las 19.200 actuales. Estas 33.600 personas previstas, frente a las 20.000 declaradas, generarán un importe incremento de demanda energética, agua, residuos, impacto sobre el medio natural, etc.

– En el apartado 3 se proponen medidas específicas para mitigar y adaptarse al cambio climático, como las siguientes: – “Conservar y aumentar la superficie del Término Municipal con capacidad de retención de CO2, considerando el suelo no urbanizable como núcleo potencial de ese gas nocivo”, cuando en realidad el PGOU está disminuyendo el suelo no urbanizable en 100 hectáreas, más que el plan vigente.

– “Mantener la superficie natural con cobertura vegetal en el medio urbano y evitar la sobrecarga de las infraestructuras de alcantarillado”, cuando en realidad el PGOU disminuye el suelo natural en más de 97 hectáreas (diferencia entre el suelo natural que se ocupa y las zonas ajardinadas que se prevén en los nuevos suelos urbanizables) e incrementa la carga de alcantarillado al tener que evacuarse esas 97 nuevas hectáreas de suelo pavimentado o cubierto por edificios, contraviniendo el condicionado de la Declaración Ambiental Estratégica de 30-7-2015.

– “Favorecer la reducción del consumo de suelo, agua, energía”, cuando en realidad el PGOU prevé el consumo de cien hectáreas de suelo y el incremento de la demanda de agua y energía para 6.000 nuevas viviendas.

EL PGOU PROPONE, EN SUMA, UN MODELO DE PUEBLO INSOSTENIBLE, PERJUDICIAL PARA LOS VISUEÑOS Y VISUEÑAS Y PARA EL INTERÉS PÚBLICO.

El PGOU adolece de una idea clara de ciudad y el modelo resultante deriva de un conjunto de intereses ajenos a la vocación del territorio, a la demanda urbanística real, a las necesidades objetivas de la población y al desarrollo sostenible.

La ciudad se configura como un municipio fragmentado, con crecimiento aleatorio, no donde interesa a la comunidad vecinal, que ha sido apartada de la elaboración de este PGOU, sino a los propietarios de suelo de las urbanizaciones ilegales que quieren regularizar su situación jurídica a costa del bolsillo de la ciudadanía, de los negocios empresariales y de los promotores inmobiliarios.

Las consecuencias son:

– 2.116 solares vacantes en la ciudad consolidada que ofrecen una imagen de pueblo a medio terminar, con urbanizaciones que hace más de veinte años que completaron su proceso urbanizador y a pesar de ello sacrifica más de 100 hectáreas de suelo rústico al servicio de un proceso urbanizador descabellado, incoherente e insostenible medioambientalmente.

– Un PGOU que plantea duplicar el número de viviendas actuales sin haber previsto las dotaciones y equipamientos necesarios para atender al incremento poblacional que ello generaría.

– Un PGOU que supone costes inasumibles para el Ayuntamiento y que incrementará de un modo brutal la presión fiscal de los vecinos y vecinas y que en todo caso supondrá la ruina económica del Ayuntamiento..

Por todo ello, SOLICITO:

Primero: Que se tenga por presentado este escrito y, conforme con lo expuesto, se acuerde anular, revocar y dejar sin efecto el PGOU en su conjunto por conculcar la legislación urbanística vigente, lesionar gravemente el interés público, ignorar las necesidades y demandas colectivas en materia de equipamientos públicos, fomentar la especulación del suelo, alterar de forma irreversible el paisaje urbano y rural, fomentar y promover la construcción de nuevos edificios frente a la apuesta más razonable que significaría colmatar la ciudad consolidada con la edificación de los solares vacantes, propugnar la ocupación indiscriminada de nuevos terrenos rurales sin demanda que lo justifique e impedir la participación social efectiva en el proceso de elaboración del planeamiento.

Segundo: Que se tomen las medidas pertinentes para ACEPTAR LA ALTERNATIVA CERO, es decir la no realización del PGOU y en todo caso, para iniciar la elaboración de un PGOU nuevo con la participación activa de todos los colectivos y entidades de la ciudad. Un Plan que aliente la cohesión social, que atienda y resuelva las aspiraciones, necesidades y problemas de los ciudadanos desde la óptica del el interés general y no de los intereses particulares de personas y grupos de presión. . Un Plan que promueva la conservación del paisaje como un activo esencial del Municipio frente al crecimiento desproporcionado e indiscriminado, ajeno al interés público, que propicia el Plan propuesto. Un Plan en el que se complete la ciudad consolidada con la edificación de los 2.100 solares vacantes y se promueva y facilite la rehabilitación de los edificios, frente a la edificación de nueva planta y la ocupación compulsiva de nuevos territorios, en tanto que factor decisivo de sostenibilidad. Un Plan que evite la clasificación del suelo con fines puramente especulativos y limite drásticamente la ocupación y urbanización de nuevos territorios, salvo los estrictamente necesarios para el interés general. Un Plan que promueva un desarrollo auténticamente sostenible de la Ciudad, aprovechando al máximo sus infraestructuras y atendiendo las necesidades colectivas de los ciudadanos.

Tercero: Solicito, asimismo, que se dé respuesta razonada a estas alegaciones, en todos y cada uno de sus puntos.

En El Viso del Alcor, a 10 de noviembre de 2017

El representante del Colectivo Ecopacifista Solano


















Temas: Comunicados - 2017 - Denuncia ciudadana - Urbanismo
QUEREMOS TU APORTACIÓN, COMENTA EL ARTÍCULO
¿Quién eres?
Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.

AGENDA
OTRO MUNDO ES POSIBLE
Mesa para 7.000 millones
Domingo, 16 de diciembre de 2012
Compartes fotos de comida en facebook, twitter, instagram y otros lugares online. Mesa para 7.000 millones es una campaña por el derecho a la (...)
XXVIIª MARCHAS CONTRA LAS BASES DE ROTA, MORÓN Y GIBRALTAR
Miércoles, 24 de octubre de 2012
MANIFIESTO de la XXVIIª MARCHAS CONTRA LAS BASES DE ROTA, MORÓN Y GIBRALTAR.- GASTOS MILITARES PARA ESCUELAS Y HOSPITALES. OTAN no, empleo y (...)
Entrevista: Vicenç Navarro y Juan Torres
Miércoles, 3 de octubre de 2012
02 oct 2012 "Los amos del mundo, las armas del terrorismo financiero" Bajo ese título el catedrático de ciencias políticas Vicenç Navarro y el (...)
"Menos militares y más jornales"
Viernes, 3 de agosto de 2012
“Menos militares y más jornales” (Andalucía exige empleo y dignidad). Andalucía exige menos gasto militar y más empleo porque Andalucía podría ser (...)
4º Semana Andaluza de Lucha “Con Soberanía Alimentaria, sin transgénicos”
Domingo, 1ro de abril de 2012
¡! Participa y organiza acciones en contra de los transgénicos y a favor de la soberanía alimentaria ¡!
PARTICIPA
EL AYUNTAMIENTO ¿ILUMINADO O DESLUMBRADO POR ENDESA?
Sábado, 25 de octubre de 2014
¿Se merece ENDESA que el Ayuntamiento la homenajee? Estamos asistiendo a una colosal crisis económica, institucional y civilizatoria. Se está (...)
Otro Incendio Intencionado a los pies de la Cornisa de los Alcores
Jueves, 8 de agosto de 2013
El pasado viernes día 2 de agosto otro incendio intencionado a los pies de la Cornisa de Los Alcores, justo detrás del Tiro al Plato, amenazaba con (...)
Denuncias Recibidas
Domingo, 31 de julio de 2011
Porque una imagen vale más que mil palabras...
SOLANO DENUNCIA QUE LA BASURA DE LOS REYES MAGOS LA ESCONDE EL AYUNTAMIENTO...
Miércoles, 2 de febrero de 2011
Desde hace muchos años el Colectivo Ecopacifista Solano de El Viso del Alcor viene denunciando que existe una gigantesca escombrera y un (...)
ASÍ ENTIENDE EL MEDIO AMBIENTE NUESTRO CONCEJAL
Jueves, 4 de noviembre de 2010
Hace algunos meses comenzamos a denunciar públicamente la proliferación de escombreras en nuestro pueblo, las cuales lejos de desaparecer continúan (...)